Skip to main content

Una tierra desconocida

La Pampa está llena de pequeñas joyas que vale la pena conocer.
La Pampa
17 octubre, 2019

La provincia de La Pampa es, en cierto punto, un misterio. Para algunos es tan solo una parada en los viajes hacia el sur del país. Pero quienes no se toman el tiempo de conocerla se están perdiendo de mucho: La Pampa está llena de pequeñas joyas que vale la pena conocer. Hablemos, por ejemplo, de la Reserva Provincial Parque Luro.

Situada a pocos kilómetros de Santa Rosa, en la Reserva tiene lugar cada año la espectacular brama del ciervo, que se da entre Marzo y Abril. En el período de celo, los grandes machos compiten por las hembras y el harén, y lo hacen a fuerza de bramidos que se oyen toda la noche. Aquí se preserva, también, un bosque del principal árbol nativo provincial, propio de las zonas semiáridas: el caldén.

Como si fuera poco, la Reserva Parque Luro esconde ni más ni menos que un castillo: en medio de ese paisaje repleto de caldenes sobresale una mansión de lujo de principios del siglo XX. Perteneció a Pedro Olegario Luro, quien fue un exponente típico del espíritu de los hombres que pertenecieron a la denominada Generación del 80. Con un intenso afán cosmopolita y aferrado a un ideal de progreso indefinido, Luro depositó en estas tierras todas sus expectativas dirigidas a construir el coto de caza más grande del mundo. La casa se encuentra intacta y se pueden realizar visitas guiadas para conocerla un poco mejor.

¿Quién más se va a quedar unos días en La Pampa la próxima vez que pase por allí?

Rating: 4.7/5. From 3 votes.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X