Skip to main content

Un triángulo que vale la pena conocer

En la provincia de Córdoba existe un circuito que da cuenta de un aspecto fundamental de nuestra historia: el legado jesuita.
Córdoba
17 octubre, 2019

Un países el producto de todo lo que pasó por su suelo a lo largo de los años. Cada persona, cada religión, cada idioma y cada idea moldean lo que terminamos siendo, para luego seguir transformándonos. En la provincia de Córdoba, a pocos kilómetros de la capital, existe un circuito que da cuenta de un aspecto fundamental de nuestra historia: el legado jesuita. Tres localidades muy cercanas entre sí nos ofrecen la posibilidad de visitar algunas de las estancias que la Compañía de Jesús tenía en esta parte de centro del país.

Conocido como el Triángulo Jesuítico, este recorridonos brinda la posibilidad de adentrarnos en el corazón productivo de esta orden. A través de las seis estancias que fundaron en la provincia, los jesuitas aseguraban el sustento económico para sus doctrinas. En estos establecimientos rurales, llegaron a tener miles de animales, viñas, cereales, nogales e industria.

 

De esas seis, cinco quedan en pie y tres son las que se encuentran cerca de la capital: Santa Catalina (1622), Colonia Caroya (1616) y Jesús María (1618). Una oportunidad excelente para conocer, descubrir y sumergirse en una parte de ese todo que es la historia de nuestro país y de los distintos movimientos que dejaron aquí su legado.

Rating: 4.7/5. From 3 votes.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X