clima-header

Buenos Aires - - Sábado 24 De Julio

Home Turismo Tucumán Visitando sitios arqueológicos en Tucumán

Visitando sitios arqueológicos en Tucumán

¿Te imaginás estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

tag-posta
Tucumán
¿Te imaginas estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

Cuando visites Tucumán no solamente respirarás el aire puro de los cerros o caminarás las calles de la ciudad de la Independencia. Tendrás también la posibilidad de palpitar un legado arqueológico único, testimonio de las culturas precolombinas que forman parte de la identidad del pueblo tucumano.

Los Valles Calchaquíes fueron el escenario predilecto de los pueblos originarios, es por ello que sus riquísimas tradiciones aún se conservan. Viajar allí es regresar en el tiempo y sentirse parte de estas obras de arte. En esta nota te contamos cuales cuáles son los sitios arqueológicos más importantes de Tucumán que tenés que visitar.

Piedra Pintada

Piedra Pintada es una roca de enorme tamaño ubicada a sólo una hora y media de caminata desde el centro de San Pedro de Colalao. Es una de las reliquias más valiosas de la villa que se encuentra entre ríos y cerros, sobre una meseta rodeada de vegetación. Impactante, se alza esta piedra de 3 metros de largo, 2 de ancho y más de 1,50 de altura, enterrada unos 2 metros por debajo del nivel del terreno.

¿Te imaginas estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

No sólo es el tamaño lo que capturará tu atención, sino que, esta roca descubierta en 1877 presenta 45 figuras que muestran contornos de aves y otros animales tallados en sus caras laterales. Aunque se desconoce su significado, se induce que está relacionado con cultos a la fertilidad y las cosechas. Te recomendamos realizar el paseo con la compañía de guía local debido a que, en el camino, se atraviesa el río Tipa más de una vez.

Reserva Los Menhires

La palabra menhir es de origen celta y significa “piedra larga” aunque sería más pertinente usar el término quechua “huanca” o “wanka”, que se refiere a los protectores y propiciadores de los cultivos y el ganado.

¿Te imaginas estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

En un escenario de valles y quebradas que relajan los sentidos, los Menhires en El Mollar es un clásico que debés conocer. Basta recorrer la Reserva Arqueológica y observar el medio centenar de piedras de más de 2000 años que llegan a medir hasta tres metros, con un peso de hasta 4 toneladas, para apasionarse con el legado arqueológico de las razas primitivas.

 

Fueron hechos en roca metamórfica, con inclusiones de cuarzo y granito en algunos de ellos, materiales que se encuentran en todo el valle. Sorprenden las formas que se representan: rostros humanos o animales especialmente felinos, formas geométricas o combinaciones de los distintos tipos.

Ciudad Sagrada de Quilmes

Los Quilmes fueron uno de los asentamientos prehispánicos más importantes de los Valles Calchaquíes, el paisaje de las Sierras y el cordón Calchaquí te enamorará y escucharás que habla por sí solo.

¿Te imaginas estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

Este pueblo alcanzó un inmenso desarrollo social y económico; en el siglo XVII llegó a tener 3.000 habitantes en el área urbana y 10.000 en los alrededores. En la falda del cerro, lograrás advertir las reconstrucciones de la zona residencial, rematada por una fortaleza situada en la cima y dos fortines a ambos costados, sobre la cornisa.

 

Podrás recorrer el complejo acompañado por un guía y quedarás sorprendido al conocer cada detalle del último bastión de la resistencia nativa ante el avance del conquistador español, que claudicó recién en 1667, cuando 1.700 sobrevivientes fueron trasladados a pie hasta la actual ciudad de Quilmes, donde llegaron solo 400 de ellos.

Ruinas de San José de Lules

Las Ruinas de San José de Lules son Monumento Histórico Nacional ya que representan un vivo testimonio de la época de la conquista española y sitio en donde los jesuitas cultivaron por primera vez la caña de azúcar.

¿Te imaginas estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

Están formadas por una antigua capilla y un convento que fueron fundados por la Compañía de Jesús en 1670. Desbordados de historia, allí se ubican los dormitorios, el almacén, los talleres y el colegio donde estudiaban los indios Lules. Además, allí funcionó el primer colegio público de la Argentina. Actualmente, en la antigua sacristía, funciona el museo. Sin embargo, eso no es todo: Manuel Belgrano y José de San Martín acamparon en este lugar durante las guerras de Independencia.

Ruinas de Condorhuasi

Están localizadas en El Pichao, a 8 kilómetros de Colalao del Valle, estas ruinas fueron el lugar en donde se refugiaron algunos nativos después de la caída de los Quilmes en manos de los españoles en 1667. El sitio ya había sido ocupado anteriormente por grupos de agricultores y pastores entre los años 1000 y 1500.

¿Te imaginas estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

Podrás recorrer la parte central, que posee una superficie cubierta con terrazas de cultivo, obras de irrigación y estructuras habitacionales realizadas en piedra, similares a las de los Quilmes, lo que hace suponer que también fueron un pueblo desarrollado.

 

Otro paseo interesante son los cementerios en los que te enterarás de datos curiosos como los entierros de adultos realizados en cestas de piedra cubiertos por una piedra plana o los de niños, inhumados en urnas de alfarería.

Ruinas La Ciudacita

Son recintos construidos escalonados sobre el filo, a partir de un campo ceremonial de forma rectangular, de 40 metros de ancho por 60 de largo denominado en el lenguaje incaico “Kalasasaya”. La obra impresiona por el tamaño de la superficie y la calidad del trabajo realizado con piedras lajas de color grisáceo. Las pircas tienen una altura de un metro y se observan los destrozos realizados por el paso del tiempo y la acción de guanacos y otros mamíferos.

¿Te imaginas estar frente a pircas, menhires y piedras que datan de hace cientos de años y que aún conservan sus raíces prehispánicas?

Hacia el este, se accede hacia otro grupo de recintos y luego el camino continúa ascendiendo, ya hacia el oeste, en busca del Portezuelo de Los Campos Colorados que tiene casi la misma altura de las ruinas. Luego de traspasarlo, el camino desciende en dirección de Ampajango, provincia de Catamarca.

 

Estas ruinas, por su técnica constructiva, tienen relación directa con las ruinas de la antigua Fortaleza del Campo Pucará, en el Valle de Las Estancias. Estas poblaciones fueron desocupadas hacia mitad del siglo XVII, al terminar la segunda guerra calchaquí. Los conquistadores españoles realizaron cabalgatas para erradicar la población nativa y ubicarlas en las encomiendas del bajo tucumano donde las obligaban a trabajar en la agricultura.

Crédito de las Fotografías: Ente Tucuman Turismo

Fecha de Publicación: 30/06/2021

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

el camino de la virgen en tucuman El Circuito de la Virgen en las Yungas tucumanas
SM-Tucuman-villaa Las mejores cosas para hacer en Tucumán

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Tradiciones
payador La famosa payada que dio origen al día del payador

Se celebra todos los 23 de julio; fue declarado en 1992, a partir de una célebre payada. Leé la hist...

Espectáculos
Mirtha Y Marcelo Mirtha Legrand y Marcelo Tinelli, dos estrellas en un año predestinado al olvido

La legendaria animadora confirmó oficialmente que no volverá a la pantalla chica antes de octubre, m...

Arte y Literatura
Instituto Di Tella París está muy bien pero le falta un Di Tella

Mito y gloria de la cultura argentina, el Instituto Di Tella permanece como un fenómeno social que d...

Deportes
Carlos Alberto Reutemann Carlos Alberto Reutemann: un tardío reconocimiento al mejor piloto de la Fórmula 1

La sociedad y los medios especializados nunca valoraron en su justa escala la trayectoria del fantás...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades