Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Sur Tucumano. Naturaleza e Historia acá nomás

Tucumán invita a conocer el sur de la provincia: una sucesión de pueblos vivos de relatos y costumbres. Un deslumbre de música, sabores y sonrisas.

Vas a alucinarte con el Sur de Tucumán. Así nomás. La diversidad cultural y geográfica, en un pequeño radio, es un atractivo en cualquier plan, gasolero o deluxe. Ciudades nacientes con grandes producciones, la riqueza de los valles y selvas que albergan al  Qhapaq Ñan hasta pueblos que almacenan la historia de Los Jesuitas; naturaleza pura, aguas termales, artesanías y dos íconos regionales: el Sulky en Simoca y las empanadas de Famaillá.

En los tiempos que corren el contacto con la naturaleza y las actividades al aire libre son indiscutiblemente los privilegios más codiciados. Tucumán en este sentido es un territorio rico a descubrir, y que promete encabezar la reactivación del turismo nacional e internacional. El sur provincial enamora además todo el año por la benignidad de su clima. Podés llegar por la Ruta Nacional 38; o las provinciales 301 y 65 (Nacional, tramo solo hacia PN Aconquija).

Emprendemos este viaje, y en media hora hacia el sur, llegamos a un destino clave, Famaillá, La Capital Nacional de la Empanada. La explosión de sabores es una aventura para los paladares más exigentes. Solo resérvate un buen vino tucumano, y los dedos, para chuparse.

Otra propuesta poco conocida es El Paseo Histórico, con la réplica del cabildo de Buenos Aires; un Museo de Malvinas; un Parque Jurásico con más de 63 réplicas de dinosaurios; y el Museo virtual de la Empanada. Cada septiembre hay que estar atentos porque aquí se realiza el Campeonato de la Empanada.  Para la Campeona de la empanada 2020, Ana Laura Cejas, preparar este manjar tradicional es parte de su vida. “Mi mamá ya no está, pero se lo dediqué a ella”, dijo la ganadora. Además, es costumbre probar la empanada de carne con unas gotitas de limón, otro producto fuerte de Tucumán. Durante el Festival de la Empanada de 2008 también se registró la receta “oficial”: “Desde ese momento se fijó que la empanada tucumana se hace con carne de matambre cortada a cuchillo, cebolla de verdeo, cebolla blanca, huevo duro, comino y pimentón”, explica Cristina del Valle Rojas Lazarte Juárez, campeona en ese año, y autora de esa receta, quien además abrió el ciclo “Morfar”  del Instituto Nacional de Promoción Turística, en las redes sociales.

En esta región, los  parques y reservas naturales son las estrellas. A solo 60 kilómetros de la Capital,  el Parque Provincial La Florida, conforma la primera área protegida provincial de la Argentina. En sus 10 mil hectáreas asciende de los 550 msnm hasta los 5400 msnm y protege la eco región de yungas, bosque de alisos y prados altoandinos. No podes dejar de visitarlo durante octubre, y hasta principios de noviembre, cuando florecen las azucenas y la flor del Amancay. Click, foto.

Cambiame la música, poneme a Mercedes Sosa, y enfilamos a un nuevo destino, San Isidro de Lules. Desde San Miguel de Tucumán, por la Ruta Provincial 301, o por la 38, en menos de 30 minutos se accede a este pueblo. Lules lleva el estandarte por varios motivos, primero su historia tan estrecha con los jesuitas, convirtiéndose en el primer lugar donde se cultivó la caña de azúcar. Desde el centro del pueblo, a tan sólo 2 kilómetros sobre Ruta Provincial Nº 301, se encuentran las Ruinas de San José de Lules, datan de la conquista española cerca de 1670. Hoy este museo guarda reliquias históricas que lo llevan a formar parte de la Ruta Internacional Jesuítica. Como todo pueblo tucumano tiene su festival folklórico, que convoca a cientos de personas y grandes artistas, durante noviembre, “Lules canta a la Patria”.

Viajamos un poco más, y luego de una hora desde la Capital llegamos a la localidad de Concepción. La lista de aventuras por vivir es amplia. Hoy es la segunda ciudad más importante de la provincia. Su centro neurálgico la conforma su plaza, un espacio que hace poco fue puesto en valor con un diseño totalmente nuevo. Para los fanáticos de los autos, el Museo del Automovilismo Nasif Estéfano es un imperdible ¿Sabías sobre este héroe tucumano del deporte argentino?

Un acceso a la historia del continente

Desde Concepción se toma la RN65 para llegar a un anclaje donde late la historia y la naturaleza de América. A 4.400 m.s.n.m, entre los Nevados del Aconquija, Parque Los Alisos, nos encontramos con La Ciudacita, un sitio arqueológico al que sólo se puede llegar caminando en varias jornadas, o de a caballo o mula. Es el sitio que integra el Qhapaq Ñan (Camino principal de los Incas). Son las únicas ruinas incaicas de Tucumán, declaradas Patrimonio de la Humanidad. El viaje continúa  por la RN65. Uno de los portales más importantes hacia el Parque Nacional Aconquija se encuentra en la localidad de Alpachiri, que protege nuestras yungas, altos andes y el Camino del Inca, Patrimonio de la Humanidad. La cumbre más alta de la provincia se encuentra en esta área, perteneciente al cordón de la Aconquija.