Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Qué secretos guarda el norte tucumano?

Este circuito parece detenido en el tiempo, porque remite a los turistas a costumbres cotidianas de principios del siglo pasado.

Saliendo por la RN 9, y tras recorrer 50 kilómetros hacia el Norte de la Capital tucumana se llega Choromoro, un poblado de 500 habitantes. Desde ahí y a lo largo de la RP 312 emergen paisajes únicos. Las localidades de Choromoro, Chuscha, La Hoguera, Gonzalo y Potrero, esperan al visitante para disfrutar de sus ríos y arroyos y sus múltiples actividades, tales como caminatas, cabalgatas y hasta safaris fotográficos. Las artesanías ocupan un lugar especial en esta zona. Si observa en el recorrido algún puesto con esos productos no deje de bajar, aunque no más sea para contemplar esos trabajos en cuero, como los pellones (el cuerito de oveja) y tejidos que tienen reconocimiento internacional. 

En Choromoro se encuentra la Reserva Fito-Zoológica Dr. Carlos Pellegrini que está tan solo a 5 km de su plaza principal. Sus 400 hectáreas invitan a un recorrido de dos horas y media donde se pueden apreciar más de 150 especies exóticas y también autóctonas como zorros, águilas, pumas y tapires.  

Desde ese atractivo, y volviendo a la RN 9, siguiendo al norte a escasos 12 kilómetros está el acceso, por la RP 311, a San Pedro de Colalao, una villa turística extendida a lo largo de un angosto valle a 700 msnm y bordeada por dos ríos típicos de montaña: el Tipa y el Tacanas. El clima allí es moderado lo que posibilita disfrutar de veranos a pleno sol, con noches frescas. 

La Plaza Central Leocadio Paz, está enmarcada por antiguas casonas de fines de siglo XIX, de sobrias líneas del clasicismo italianizante. Su añosa arboleda de tipas y flores de estación junto a la Iglesia, la Biblioteca Juan Bautista Alberdi, entre otros edificios se destacan en el entorno. El Museo Arqueológico García Salemi, que funciona en el antiguo Cabildo Indiano, es una histórica construcción que data del año 1850. Se exhiben en el lugar una importante colección de piezas de nuestras culturas originarias.  

Si se elige San Pedro de Colalao para visitarlo en febrero es importante realizar las reservas con anticipación. El motivo es que decenas de miles de peregrinos llegan en esa época para rezar y agradecer a la Virgen Maria en la Gruta de Lourdes. La misma se encuentra en la entrada misma de la villa. Este sitio religioso, réplica de la Gruta de Lourdes en Francia, tiene una piedra traída desde el Santuario francés. Visitar ese lugar de paz y recogimiento engrandece a cualquier espíritu.