Skip to main content

Tolhuin, el Corazón de la Isla

En la zona centro de la Isla Grande de Tierra del Fuego, se encuentra Tolhuin. “El Corazón de la Isla” invita a experimentar paisajes únicos y espacios aún sin explorar.
Tierra del Fuego
Tierra-del-fuego-tolhuin
| 19 febrero, 2020 |

Tolhuin se encuentra a 98 km de la capital fueguina y 105 km de Río Grande. Este centro urbano se ubica en la cabecera del Lago Khami, o Lago Fagnano, que es el más grande de la Isla y presenta una orientación este-oeste, al igual que la cordillera en el extremo más austral.

En el año 2012, la Comuna de Tolhuin adquirió su categoría de Municipio, teniendo en cuenta que en el Censo Nacional de Población del año 2010 contaba con una población de 3004 habitantes.

El corazón de la isla representa la transición del bosque montano al sur con la planicie esteparia del norte. Donde se combinan los cerros cordilleranos con lagos, vegas, mallines y turbales. Asimismo, conviven especies típicas de los bosques de lenga y ñire con las de pastizales. Los atractivos naturales cercanos, tales como las Reservas Provinciales Corazón de la Isla, Laguna Negra y Río Valdez, brindan al visitante una postal única accediendo a lagunas, bosques, acantilados, arroyos y turbales, a través de actividades como cabalgatas, caminatas y pesca. La caprichosa topografía ha generado una ciudad sumamente pintoresca que combina colores y desniveles, acompañados por una población en crecimiento.

Dueña de un ilimitado encanto natural, la pequeña ciudad cuenta con una combinación de paisajes únicos y espacios aún sin explorar. El Corazón de la Isla, invita a experimentar.

tolhuin
Tierra-del-fuego-tolhuin

Que hacer

Aquí la predominancia del bosque subantártico muestra tres especies principales. La lenga, el guindo y el ñire con alturas entre 17 y 30 metros. Bajando a los coloridos arbustos, se observa el calafate, cuya particular leyenda cuenta que el que come del fruto, volverá a Tierra del Fuego. Cerca del suelo está la flor provincial, la campanilla de extraordinaria belleza, al igual que orquídeas y botones de oro.

La fauna se caracteriza por tener pocos mamíferos terrestres y marinos. Entre los más importantes, el zorro gris y colorado, el guanaco, el conejo y el visón en tierra. En el mar ballenas, orcas, lobos marinos y focas antárticas y subantárticas hacen la delicia del visitante.

La distinción en este punto es la introducción del castor en 1947 por parte de la Armada para fomentar la industria peletera. La manufactura no prevaleció y el animal se adaptó increíblemente a la zona modificando los espacios de forma sorprendente. Se pueden avistar en cualquier excursión o viaje que se realice por las áreas protegidas de Tierra del Fuego.

Un capítulo aparte, es la abundante avifauna de la zona, aves migratorias y endémicas. Maravillan con sus vuelos, sonidos guturales, colores y rasgos vistosos. Se observan ostreros del sur, cauquenes carancas, albatros de ceja negra, patos crestón y overos, petreles zambullidores, macáes, carpinteros patagónicos.

Los cóndores sobrevuelan con frecuencia las cumbres y valles fueguinos. Las mejores épocas para realizar avistajes son primavera y verano. Se pueden realizar safaris fotográficos con guías especializados que conducen al visitante a los lugares donde se obtienen buenos resultados.

Tierra-del-fuego-tolhuin

A primera vista en los bosques subantárticos

Caminando por el bosque fueguino se ven relaciones simbióticas que llaman la atención tanto en sus troncos como en sus ramas. Son diferentes organismos que poseen relaciones específicas con los árboles, tales como el pan de indio un hongo esférico de tintes anaranjados que parasita al árbol tomando su savia elaborada, mientras que a su vez el árbol genera su defensa a través de un nudo. Otra de las especies que se ven son los farolitos chinos, un vegetal hemiparásita que vive en los troncos tomando la savia bruta del afectado para hacer su propia fotosíntesis. Otra figura destacada del bosque más austral es la barba de viejo, que cuelga de troncos, ramas y a veces hasta algunos cercos; un liquen es una relación simbiótica entre un hongo y un alga, el primero brinda sustento y protección mientras que la segunda genera fotosíntesis.

Rating: 5.0/5. De 2 votos
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X