Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Los Museos del Fin del Mundo

En tus próximas vacaciones por Argentina agendate visitar la ciudad más austral del mundo. Además de todo lo bella que es, atesora estos museos para unos lindos días de vacaciones.

Ushuaia, en la Isla de Tierra del Fuego, posee con varios museos que logran que el visitante penetre en su historia, colma de misterios, mitos y leyendas. Estos sitios estimulan a conocerla a través de diferentes colecciones, muestras y exposiciones culturales. Aquí algunos de los lugares de Argentina para conocer.

Museo del Presidio

La historia única del antiguo Presidio, que ahora es un complejo de museos, es uno de los paseos imprescindibles por el centro para medir los inicios de la colonia local. Su origen se remonta al siglo XIX, cuando el objetivo era colonizar estas inhóspitas tierras abriendo cárceles. El primer grupo de presos llegó a Ushuaia en enero de 1896 a bordo del buque 1 ° de Mayo. Una vez en el pueblo, los internos se trasladaron a casas de madera y hojalata, hasta que en 1902 comenzó la construcción del edificio, que, con los propios presos como mano de obra, se terminó en 1920. El resultado es un recinto con cinco habitaciones y 380 celdas. Uno de estos pabellones ha sido renovado para que los visitantes puedan comprender cómo era la vida cotidiana en la prisión. Un pasillo sin fin, flanqueado por varias celdas, es el escenario principal de este sector en las mazmorras de las que se recrea la historia de algunos de sus presos más famosos, como Petiso Orejudo o el anarquista Simón Radowitsky, protagonista de una fuga en el mejor estilo cinematográfico. Con los penados se habilitó el tren más austral del mundo en 1910. Este llegó a tener una extensión de 25 kilómetros y corría al costado de la calle Maipú pasando por el campamento Monte Susana y dividiéndose en dos ramales hacia lo que es hoy el Parque Nacional.

Museo Marítimo

En el mismo complejo se encuentra el Museo Marítimo, donde se pueden conocer historias de la Isla de los Estados o del Faro del Fin del Mundo. También sobre la Canoa Yagán que, en base a datos etnográficos e históricos se realizó la reconstrucción de una canoa de hecha con cortezas de árboles. Esta embarcación era utilizada por los "nómades canoeros" en el Canal Beagle. En el lugar se aprecia cartografía, historias de naufragios, datos de la Antártida y sus exploradores. Del mismo modo hay información de la fauna local, los buscadores de oro, los yaganes y las expediciones e. El museo aborda la historia de Tierra del Fuego con la mirada del hombre de mar.

Museo del Fin del Mundo

Este museo de historia local y natural tiene exhibiciones sobre paseos en bote, caza de ballenas, aves marinas y más. Un viaje a través de 80 siglos de historia etnográfica conduce a la génesis y desarrollo del fin del mundo. Desde las creencias, cosmovisión, rituales y organización social de la población aborigen, pasando por la llegada del hombre blanco y su impacto en la desaparición de la comunidad de origen, el sueño de los pioneros y los viajes de los navegantes, a la fauna autóctona de la isla. Entre sus colecciones se pueden apreciar restos arqueológicos, reproducciones de utensilios nativos, recreaciones escénicas, fotografías de fines del siglo XIX, historias de aventureros, reflectores, misioneros y buscadores de oro, documentos de expediciones científicas, restos de naufragios y una gran exposición de aves.

Antigua Legislatura

Con el mismo boleto, es posible acceder a la antigua legislatura, a tres cuadras del museo. Es un espacio dedicado a la historia social de la provincia y a la exposición permanente de diversas expresiones culturales y artísticas. A finales del siglo XIX fue residencia de gobernadores y casa de gobierno hasta que se construyó la actual. Luego se convirtió en una legislatura provincial y se declaró monumento histórico nacional en 1983.

Casa Beban

Esta casa de 280 m² techada de madera y chapa la construyó entre 1911 y 1913 en Ushuaia Fortunato Beban, un inmigrante europeo que se dedicó al comercio marítimo. Es de origen sueco y su propietario la compró allí para armarla en la ciudad más austral del mundo. A lo largo de la historia fue residencia de la familia Beban, sede del Banco Nación, clínica y hotel, hasta que fue donada a la comunidad de Ushuaia y trasladada desde su ubicación original en la Avenida Maipú hasta el Paseo de Los Antiguos Pobladores. Reabrió sus puertas en 1994 y se convirtió en la sede de importantes eventos culturales. Fue declarada Monumento Histórico Nacional y fue nombrada Casa del Bicentenario en 2010. Hoy es un centro de exposiciones que destaca por su arquitectura e historia y una de las fotos más importantes para los viajeros es su visita a la ciudad.

Rating: 4.50/5.