Skip to main content

El fin del mundo, literal

En la provincia de Tierra del Fuego se encuentra la unidad postal más austral del planeta y visitarla representa toda una experiencia en sí misma.
Tierra del Fuego
23 octubre, 2019

Viajar al fin del mundo, en Argentina, no es una metáfora: es una posibilidad concreta y literal. Con sello en el pasaporte y la oportunidad de enviar postales a las personas que quieras desde allí: desde el mismísimo Fin del Mundo. En la provincia de Tierra del Fuego se encuentra la unidad postal más austral del planeta y visitarla representa toda una experiencia en sí misma.

La Unidad Postal del Fin del Mundo se inauguró el 12 de diciembre de 1997. Rodeada de bosques magallánicos, se encuentra en la bahía Ensenada, aunque –en un principio– estaba en la isla Redonda, en medio del canal de Beagle. Allí paraban navegantes y aventureros para enviar señales de vida a sus familias. Sin embargo, las mejoras en las comunicaciones fueron reduciendo la utilidad de este servicio hasta que se convirtió en un singular atractivo turístico.

Al frente de la unidad postal está Carlos Delorenzo, un personaje poco usual que se tomó la libertad de crear su propio país, la República Independiente de Redonda, de la cual se autoproclamó gobernador. En la oficina, entonces, también es posible acreditarse como “ciudadano del Principado del País de la Isla Redonda”. Todo esto, con un increíble paisaje patagónico como telón de fondo. Demasiadas buenas razones para aventurarse y llegar hasta el Fin del Mundo, ¿no?

Rating: 4.5/5. From 8 votes.
Por favor espere.....

Un comentario para “El fin del mundo, literal”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X