Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El centro de esquí más austral del mundo está en Tierra del Fuego

Cerro Castor es el centro de esquí más austral del mundo, condición que lo hace único.

Ubicado a apenas 26 kilómetros de Ushuaia, en la provincia de Tierra del Fuego, Cerro Castor es el centro de esquí más austral del mundo.

Esa condición lo hace poseer características para convertirlo en único y diferente. Los que saben de la materia aseguran que esquiar en Cerro Castor es disfrutar de la mejor calidad de nieve, por la orientación de la montaña en la ladera sur y su ubicación extrema en paralelo 54 -similar a Moscú en el hemisferio norte-.

El proyecto del centro de esquí inició en 1999, cuando abrió sus puertas al público el 9 de julio de ese año tras el sueño de un proyecto familiar.

Los inicios fueron con apenas 3 telesillas cuádruples, 1 telesquí, 15 pistas y un edificio en la base, pero el sueño fue creciendo y actualmente su infraestructura es diferente. “Ha crecido mucho, pero mantiene la esencia que lo caracterizó desde sus comienzos”, aseguran los que llevan adelante Cerro Castor.

Hoy, el cerro posee medios de elevación para todos los niveles de esquí, un complejo de cabañas exclusivo en la base, 8 puntos gastronómicos que permiten apreciar el paisaje fueguino desde diferentes lugares, pero por sobre todas las cosas, mantiene esa calidad de nieve que siempre la caracterizó.

El centro de esquí de Cerro Castor concentra la mejor calidad de nieve por su posición geográfica, ya que está ubicado en su ladera sur y mantiene temperaturas entre los cinco grados y los cinco grados bajo cero en promedio.

Asimismo, sus características lo llevaron a ser el centro de esquí con mayor número de equipos internacionales que utilizan sus instalaciones para entrenar durante la temporada. Se han registrado 25 equipos en Cerro Castor cada año no solo del país, sino también equipos de Estados Unidos y otros países participantes de la Copa del mundo como Francia, Italia, Suiza.

El espacio cuenta además con un diseño exclusivo que se replica en cada una de sus construcciones y una infraestructura similar a la de los principales centros invernales de Europa.

Además, tiene una Red de Nieve Artificial (28 cañones technoalpine, que es el más grande de Sudamérica) que cubre ampliamente desde intermedia hasta la base, garantizando gran cantidad de nieve durante toda la temporada.