Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La Pueyrredón es la plaza de los jóvenes

La plaza Pueyrredón, en la ciudad de Santa Fe, es la preferida por los jóvenes de la capital santafesina, te decimos que la hace tan especial.

La plaza Pueyrredón constituye uno de los espacios urbanos más lindos de Santa Fe capital. Tiene árboles centenarios, una preciosa arboleda que regala sombra a quien la visita y, en ella, se respira aire fresco. Se encuentra en el centro de Boulevard Gálvez, y es el principal paseo de la zona más movida de la ciudad.

Si bien, como toda plaza de ciudad, la Pueyrredón cumple con la función de ser lugar de esparcimiento para la familia del barrio, con juegos para chicos y espacios familiares, lo que la diferencia de los demás pulmones santafesinos es la atracción que genera entre los jóvenes. Hace ya más de 20 años que se respira un aire bohemio en esta plaza porque, los sábados y a veces también los domingos, hospeda a una de las ferias de artesanos más importantes de la región, la Feria del Sol y la Luna. Aromas varios, cultura hippie, guitarras y morrales colman el césped de los canteros por las tardes.

Por su ubicación, dividiendo, junto al Boulevard, al Barrio Candioti en Sur y Norte, la Pueyrredón está rodeada de bares, comedores y heladerías. Es que este vecindario es el polo gastronómico de moda en Santa Fe. Uno de estos bares vende cerveza artesanal, la vedette del emprendedurismo local, con la particularidad de contar con mesas sobre la vereda de la plaza. Si algo le faltaba a la buena onda que siembra la Pueyrredón en la juventud era que se pueda tomar birra artesanal en ella.

Siempre se renueva

El origen de esta plaza se encuentra en 1887, consecuencia de la reorganización urbana que se realizó en esa época. La Pueyrredón contaba, al comienzo, con una depresión que, al llenarse de agua, formaba un lago. Sobre este lago se había construido un puente y en torno a él espejo se encontraba gran parte de la arboleda actual.

Por este motivo, se llamaba a esta plaza, Plaza del Lago pero, como consecuencia de los continuos desbordes del mismo y los daños que producía, se decidió rellenarlo en 1912, a partir del cual comienza a tomar su forma actual. Una estatua del dios Baco, al igual que toda la plaza, se fue deteriorando con el paso del tiempo, hasta que, en los años 80, se instauró la Feria, con la participación de artesanos que, la que hoy se encuentra muy organizada.

Esta feria congrega a unas cinco mil personas cada fin de semana y en ella, la gente aprovecha para comprar, mirar o, simplemente, disfrutar. Es una verdadera muestra del arte santafesino con elementos hechos en madera, piedra, metales, papel, tela, flores, cerámicas, etc. El restaurado Baco, ubicado en el centro de la fuente, volvió a ser el símbolo de la Pueyrredón.

Rating: 0/5.