Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Escapadas desde Rosario

Para los habitantes de Rosario, les dejamos esta escapada imperdible para disfrutar cuidándose.

Viajar a Colonia Medici es como viajar en el tiempo a una vieja colonia santafesina de suizos. No es más que un caserío cuyos habitantes no llegan a los 50. Sin embargo, el lugar cuenta con detalles que merecen ser conocidos.

Quien llegue a Colonia Medici se encontrará con una pulpería, la iglesia, una escuela rural y un emprendimiento de turismo rural donde se fabrican quesos. El lugar forma parte de la Ruta de la Leche de la provincia. La Colonia Medici la funda cuando el siglo pasado nacía Angel Medici, un colono suizo, que bajó en el puerto de Buenos Aires proveniente de Mendrisio, una aldea láctea del cantón suizo del Tesino.

Medici empezó trabajando de empleado en un almacén de ramos generales. Luego de unos años ahorro el dinero suficiente para comprar con un compañero, Pedro Tartaletti, tres hectáreas de campo y se independizó. Puso un negocio hasta que en 1901 decidió trabajar solo comprándole la parte a su amigo. Nació así La Nueva Suiza, en homenaje a su patria.

En 1927 comenzaron los trabajos de agrimensura armando el ejido de lo que sería la Colonia con los lotes designados para cada repartición. En el plano se plasmaron los lugares donde estaría el juzgado de paz, la comisaría, la plaza, la iglesia, una escuela, un club y hasta un cementerio. Sin embargo, ese sueño nunca se concretó, el estado provincial jamás le asigno el rango de pueblo. Recién a fines de la década de 1950 se lo designó paraje Colonia Medici. En ese mismo tiempo se erigió el templo bajo la advocación de María Auxiliadora, patrona del lugar. En pocos años el lugar adquirió mayor importancia, hasta que el desarrollo carretero comenzó a pasar por otras geografías y Colonia Medici quedó aislado de las principales rutas