Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Pingüinos en el Parque Nacional Monte León

Monte León, en la Patagonia, un parque nacional único de Argentina. Te contamos por qué.

Monte León, es el único Parque Nacional a lo largo de la sinuosa costa atlántica de Argentina. Al lugar se accede desde Río Gallegos o Puerto San Julian, por la RN3 a través de la estepa marrón moteada que caracteriza gran parte del paisaje patagónico oriental. Un lugar donde extensiones interminables y suavemente onduladas de campos secos se ensanchan hacia el horizonte y se encuentran con un cielo infinito.

Su origen está asociado a The Conservation Land Trust (TCL) que adquirió a fines del siglo pasado lo que era una estancia de producción ovina. TCL estuvo presente en nuestro país por más de 22 años y permitió, por ejemplo, la creación de varios parques nacionales. en el Chaco, Corrientes en la costa fueguina y en el norte de la provincia de Santa Cruz (Monte León). En 2020, considerando que el objetivo estaba cumplido el equipo de TCL pasó a formar parte de la Fundación Rewilding Argentina.

Volvamos a la antigua estancia que cubre más de 62 mil hectáreas y es hogar de aves voladoras, lobos y elefantes marinos, guanacos, ñandús y muchas otras criaturas, incluido el Pingüino de Magallanes.

Entre 1930 y 1960, los extractores de guano transportaron miles de toneladas de excremento rico en fósforo de una colonia de cormoranes. La exportación de guano fue una actividad económica clave, pero su remoción provocó un fuerte descenso en la población de aves, que utilizan el estiércol para hacer nidos. Los cazadores de focas también pasaron factura, matando a las criaturas en masa. Más recientemente, las ovejas marcaron el paisaje.

Cómo llegar a Monte León

El camino hacia el Parque, desde la RN3, es un tramo de 24 kilómetros de ripio que termina en un centro de visitantes que brinda una excelente descripción general de Monte León. Allí se incluyen banners en las paredes que describen su historia y qué esperar ver, de la vida silvestre, en el recorrido.

A poco de andar siguiendo las indicaciones se accede al comienzo del sendero que conduce al hogar de unas 60 mil parejas de pingüinos magallánicos. Un letrero señala una primera característica, la presencia de pumas cerca de la costa del Atlántico. El cartel da una serie de recomendaciones en caso de ver uno. Afortunadamente, para los visitantes que deambulan a lo largo de esta zona de la costa patagónica en el sur de Argentina, los pumas están interesados en un tipo diferente de bípedo, a saber: el de frac blanco y negro.

A la colonia se accede por una senda arenosa salpicado de mata negra, un arbusto de follaje muy oscuro y resinoso. En este recorrido, tal cual lo mencionado, es probable observar pumas o sus huellas.

Durante la caminata se ven pingüinos anidando o acicalando a sus esponjosos pichones. A otros se los ve mirando a la costa en espera de su pareja que regrese con el alimento.

También se pude acceder a determinados sectores de la playa desierta y barrida por el viento, coronada por acantilados grises compuestos por innumerables capas de conchas marinas fosilizadas. El parque es considerado un lugar de alto valor paleontológico y, en algunos lugares, las valvas de los crustáceos, que sobresalen de los acantilados, parecen haber sido colocadas allí por manos humanas.

Entre las restingas, quedan expuestas durante la marea baja, pulpos, almejas, caracoles, camarones pequeños, anémonas, erizos de mar, estrellas de mar y cangrejos.

Tips del Viajero

Horarios: del 1 de abril al 30 de Noviembre de 9:00 a 17:00. Del 1 de Diciembre al 31 de marzo de 9:00 a 21:00. La entrada es gratuita.

Debe tenerse en cuenta que el camino de acceso se torna intransitable en caso de lluvia, nieve, deshielo o escarcha. Por lo que se recomienda verificar el estado y el pronóstico del clima antes de iniciar la visita.

Rating: 0/5.