Skip to main content

El Glaciar Perito Moreno

Esta increíble masa de hielo viva, desde este año forma parte de la plataforma global de New7Wonders.
16 diciembre, 2019

Visitar el Glaciar Perito Moreno en la provincia de Santa Cruz es una experiencia para vivir tantas veces como se pueda. Esa maravillosa masa de hielo viviente seduce al visitante de una manera increíble.

Lo que el turista se puede imaginar en los 78 kilómetros de recorrido desde la ciudad de El Calafate hasta el Parque Nacional Los Glaciares, donde el glaciar se encuentra, es sencillamente poco respecto a lo que se vive en esa experiencia.

El trayecto desde el acceso hasta llegar al Lago Argentino es interminable para personas con ansiedad desmesurada. Con inteligencia, las autoridades de Parques Nacionales han instalado dos miradores antes de llegar para calmar las ansias. Ya en lugar, y a medida que se desciende por las largas pasarelas que ofrecen diversos puntos de observación, se siente el resuello del glaciar Perito Moreno en los rostros. Trozos de hielo gigantescos que se han desprendido, flotan en el lago como pequeños icebergs.

A diferencia de la mayoría de los glaciares del mundo que se están retirando, El Perito Moreno es inusual ya que es estable. A medida que pierde masa en su terminal, donde se encuentra con las vívidas aguas turquesa del Lago Argentino, también continúa creciendo en su origen.

Al ver el glaciar desde plataformas elevadas, el turista no puede capturar por completo su inmenso tamaño. Posee 30 kilómetros de longitud, y cubre un total de 250 kilómetros cuadrados. Superior al tamaño de la Ciudad de Buenos Aires. Sin embargo, lo que sí se puede experimentar es lo activo que es.

Quien tiene paciencia, obtendrá lo que desea y así ocurre en esta región del mundo. Solo hay que sentarse a observar la masa gigantesca de hielo. Mas temprano que tarde grandes trozos del glaciar se fracturarán y romperán ante los ojos del visitante. El proceso dará como resultado un bramido estrepitoso cuando se estrellen en el lago. Es surrealista y maravilloso.

Una de las excursiones lleva en catamarán a recorrer toda su cara norte. A medida que la embarcación se acerca a la pared de hielo de 70 metros de altura la sensación de finitud se apodera de los espectadores.

Arriba, se observan briznas de nubes detrás de los picos helados. El capitán de la nave explica que el camino cambia a diario. Basta con visitarlo dos días seguidos para darse cuenta de que está vivo a su manera.

También hay recorridos de trekking que llevan a caminar por partes del glaciar, rodeado del hermoso paisaje patagónico de bosques y montañas.

Glaciarium

Si después de la visita quedan deseos de saber más sobre los hielos continentales, se puede visitar el Glaciarium, un moderno centro de interpretación de glaciares en las afueras de El Calafate. Allí, las exhibiciones multimedia explican cómo se forma el hielo y cómo los glaciares se mueven y dan forma a su entorno. Vuelven a los orígenes del Universo y las diversas glaciaciones en la Tierra, y cubren a los primeros exploradores y científicos cuya investigación dio una mejor comprensión de los procesos involucrados. También hay un gran modelo en 3D del campo de hielo de la Patagonia austral y los numerosos glaciares de la región.

El turista menos curioso, desde el punto de vista científico, tiene una razón para visitar el Glaciarium: el Bar de Hielo. Anunciado como el único bar del mundo hecho completamente de hielo glacial, incluidos los asientos, las mesas y los vasos, el Glaciobar es tan frío que solo se puede entrar después de ponerse las capas y los guantes provistos por el resistente personal del bar. Incluso entonces, solo puede permanecer en la barra durante 20 minutos o arriesgarse a convertirse en un dispositivo congelado permanentemente.

Glaciarium – Foto Lucia Cabrera
No votes yet.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X