Buenos Aires - - Domingo 12 De Julio

Home Turismo Running: los dolores musculares

Running: los dolores musculares

¿Sabés cuándo tenés que parar? Tenés que empezar a analizar los dolores para determinar si es momento de tomarse un tiempo.

Turismo
Running los dolores musculares

Los dolores después de hacer una actividad fuerte o prolongada son normales. No es raro si, después de un día intenso de running, te cuesta bajar escaleras o levantarte de la cama.

Tenés que empezar a analizar las molestias para determinar si podés continuar tu entrenamiento o es momento de tomarse tiempo. Los dolores musculares son normales, el tejido muscular fue sometido al estrés del ejercicio y tiene que relajarse. A veces es una buena señal de que tu cuerpo se está adaptando y se está haciendo más fuerte. La pregunta que te tenés que hacer es: “¿puedo seguir corriendo o tengo que esperar a que pase?”. Para responder vamos a tener en cuenta tres tipos de momentos de dolor.

Dolor mientras corrés

A veces solo experimentás una molestia cuando todavía estás ejercitando. Puede ser debido al movimiento biomecánico que empuja el cuerpo hacia abajo y el impacto que rebota en los músculos. Estos segregan activadores químicos que accionan fibras nerviosas de dolor. Es completamente normal y una forma fácil de resolverlo, o reducirlo, es utilizando un buen calzado que disminuya el impacto. Son necesarias zapatillas con buena amortiguación y que no estén deformadas por el uso. Otra opción es cambiar el terreno de entrenamiento y probar con superficies más blandas. Por ejemplo, si solés entrenar en cemento probá correr en tierra por un tiempo. Si con esto no es suficiente, tendrás que bajar la intensidad, disminuir el kilometraje o intercalar con momentos de caminata.

Dolor después de entrenar

Este se conoce también como “fiebre muscular” y puede aumentar entre las 24 y 48 horas. A veces demora cinco días en desaparecer por completo. Sucede por haber ejercitado más de lo que están acostumbrados los músculos. Por lo general se siente después de series cortas, competencias o algún entrenamiento fuera de lo habitual. No te preocupes, las células se repararán y fortalecerán. Podés seguir corriendo con intensidad suave. Si no mejorás a la semana, es hora de ir al kinesiólogo.

Dolor con los años

Si bien con el tiempo los músculos se acostumbran a la actividad y se lesionan menos, con el pasar de los años el cuerpo es más proclive a sentir dolores. El número de células disminuye como síntoma de envejecimiento, hay menor cantidad para reparar zonas dañadas después del ejercicio. Con los años es fundamental empezar a descansar más porque los períodos de recuperación biológicos no son los mismos. Esto no quiere decir que no podés dar el máximo en una carrera, simplemente que el descanso posterior es primordial.

¡Disfrutá de tu actividad preferida, pero sin dejar de cuidar y escuchar tu cuerpo!

Fuente: Montagne Blog

Fecha de Publicación: 27/07/2019

Compartir
Califica este artículo
0/5

Temas

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Gastronomía
Carrot-cake- Carrot cake (budín de zanahoria, bah)

Hoy te dejamos una receta diferente para que acompañes tus mates: budín de zanahoria. ¿Nunca lo prob...

Espectáculos
Camino de vinos Música clásica por los caminos del vino

El festival no pudo realizarse este año por la cuarentena. Pero escuchar música clásica por los cami...

Córdoba
Diques La tierra de los diques

Córdoba es la tierra de los diques: más de diez a lo largo del territorio se erigen como obras maest...

Cómo hablamos
Santa Patrona ¿Santa Patrona o Santa Matrona?

En el norte son muchos los santos venerados. Pero ¿y qué pasa con las santas? ¿Cuál es el nombre cor...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades