Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Valle de la Luna Rojo

Una belleza conocida por pocos que debés visitar.

La Patagonia Argentina nos ofrece destinos únicos por descubrir, uno de los más sorprendentes y atractivos se encuentra en la provincia de Río Negro. Se denomina Valle de la luna rojo. Este tipo de paisaje natural también se lo conoce como “Badlands (tierras malas), una expresión expresión heredada de los indios Dakotas en Norteamérica. Se lo conoce popularmente como el valle de la luna, aunque también es un lugar muy parecido a Marte, especialmente por sus colores.

Se ubica sobre la margen del río Negro, a unos de 12 km hacia el suroeste de General Roca y a unos 40 de la capital neuquina. Es uno de los atractivos turísticos más importantes de la zona. Esta bellísima formación geológica atrae a miles de visitantes en todas las épocas del año. El lugar se caracteriza por la erosión de los siglos, el viento y la lluvia, factores que han convertido a la zona en un lugar sorprendente. Aquí la naturaleza tiene otro sentido, los paisajes se dibujan magníficos y la vista no alcanza para contemplar tanta belleza.

Está compuesto por rocas sedimentarias de diferentes eras. Visitarlo es viajar al pasado millones de años, el cual en alguna formó parte de una zona marítima y poblada por árboles. Prestando especial atención y sin desviar la vista del suelo, se pueden encontrar caracoles marinos, madera petrificada y muchas otras curiosidades que integran este maravilloso patrimonio. El águila mora, los jotes y otras aves características suelen oficiar de guardianes, revoloteando graciosamente sobre estas tierras. La flora es también muy interesante, a pesar de su aspecto desértico es muy variada: jarilla, alpataco, coirón, jume, uña de gato, zampa, colapiche, molle, cactus y muchas otras adornan el paisaje.

Para los amantes del turismo aventura, es posible realizar diferentes actividades, tales como ciclismo y travesías en vehículos 4X4. Sus cuestas pedregosas y pronunciados declives son todo un desafío para los más intrépidos.

Ya sea por sus impactantes paisajes naturales, así como también por su gran importancia como lugar histórico, visitar el Valle de la Luna Rojo es una experiencia que ningún viajero que ama la Patagonia debería perderse.

Cómo llegar: Cruzar el puente Paso Córdova y continuar por la Ruta 6 hacia el sur, unos 4 kilómetros hasta dar con dos pequeñas capillas de Ceferino Namuncurá y el Gauchito Gil, allí bajar de la cinta asfáltica girando a la derecha, tomar un sendero de tierra hacia el río, y después de recorrer 1 kilómetro, doblar en el primer desvío a mano izquierda.

Rating: 0/5.