Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Aluminé se prepara para volver a recibir turistas

Con los protocolos sanitarios aprobados, en Aluminé se preparan para retomar de a poco la actividad turística.

La pandemia de coronavirus golpeó de lleno al turismo nacional, pero en Aluminé, en la provincia de Neuquén, se están preparando para retomar la actividad y comenzar a recibir a visitantes locales, con el objetivo poder tener todo en óptimas condiciones para la temporada de verano.

En esa localidad, ya fueron aprobados los protocolos sanitarios pertinentes para recibir a turistas, por lo que Aluminé está en condiciones de comenzar a revertir la dura situación que dejó el Covid-19.

Ubicada a 350 kilómetros de Neuquén Capital, Aluminé forma parte de la micro-región del sur o de los Lagos, junto a San Martín de los Andes, Villa La Angostura, Villa Traful, Junín de los Andes y Villa Pehuenia.

Se espera que con el inicio del turismo local posteriormente pueda lanzarse la temporada de verano, que cada año se extiende desde mediados de septiembre hasta marzo. En la localidad cuentan con 500 plazas y se ilusionan con que de a poco los visitantes comiencen a ocuparlas.

¿Qué ofrece Aluminé?

Para los amantes del camping y del aire libre, Aluminé es un destino ideal, ya que ofrece pesca, senderismo, caminatas, cabalgatas, y actividades más osadas como rafting para desarrollar entre los lagos, ríos y montañas que rodean la ciudad.

¿Qué lugares no podemos dejar de visitar desde Aluminé?

El Lago Ñorquinco mezcla la paz del espejo de agua con el sonido de las mini cascadas que desembocan desde las montañas. Un lugar ideal para pasar una tarde tranquila o para hacer trekking. Los más valientes, sobre todo en las jornadas de mucho calor, se animan a bañarse en las aguas cordilleranas, aunque no son pocos los que consideran que, en el Ñorquinco, el agua es más cálida que en otros lagos.

El Lago Aluminé es otro punto que no puede dejar de visitarse si uno está en la zona. Cabalgatas en sus orillas o salidas en kayaks para adentrarse en sus aguas son dos alternativas tentadoras para todo visitante. El río que lleva el mismo nombre también es un destino ineludible que, además, tiene su propia festividad cada enero, que surgió como un homenaje al curso del agua.

La Bajada (o Cuesta) del Rahue es un camino de ripio para disfrutar de principio a fin por la RP 46. En la parte alta hay un mirador natural para ver todo lo recorrido ante un paisaje imponente.

Sobre la RP 23 sobre una ladera montañosa -desde donde se ve el Río Aluminé, el camino y la vegetación- se puede acceder a pie a las formaciones rocosas conocidas como "Cuevas del Pilo Lil", donde hay pinturas rupestres, lo que convierte en un lugar con un valor histórico y arqueológico, además de natural.

El Pulmarí es otro lago de origen glaciario, manso y encantador en el que cisnes de cuello negro, flamencos y patos agregan color al verde del agua y el celeste de cielo que confluyen en un horizonte que enamora.

El Lago Ruca Choroi, en el Parque Nacional Lanín, entre el espejo de agua y las araucarias es un destino elegido por los turistas, tanto los residentes de la zona como quienes llegan desde otros puntos del país. Rodeado por Coihues y lengas, el Lago Quillén también es uno de los puntos que debe visitar toda persona que llegue a Aluminé.

“Cuando termine todo esto...”

“Cuando termine todo esto...”, es la nueva muletilla con la que cada argentino proyecta algún plan para realizar cuando la cuarentena ante el avance del coronavirus afloje con las restricciones. Se convirtió, digamos, en el nuevo “un día de estos” o “después de fin de año” para acordar una juntada que, generalmente, no se concreta.

Lo cierto es que en Aluminé ya están pensando en la post pandemia para reactivar el turismo -que se vio fuertemente afectado por la emergencia sanitaria-, pensando en la seguridad de cada visitante.

“Cuando termine todo esto”, hay que darle una oportunidad a Aluminé y dejarse enamorar por su propuesta.

 

 

Rating: 0/5.