Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Selva Misionera: la fuerza de la naturaleza

La Selva Misionera es uno de los biomas más importantes de Argentina y es también una de las 7 maravillas naturales argentinas.

La Selva Misionera se trata de un conjunto de ecosistemas caracterizados por una composición de especies y una amplia gama de tipos biológicos de plantas, como árboles, arbustos, hierbas, fauna específica y ajuste climático, un tipo de suelo y un modo específico de funcionamiento que lo caracteriza.

La Selva Misionera cuenta con capas o estratos bien definidos: el herbáceo, en el suelo de la selva. El arbustivo, con plantas de hasta 15 metros de altura. Uno intermedio, formado por árboles y helechos en crecimiento. El esqueleto de la selva, con árboles de hasta 30 metros de altura. Por último, el estrato emergente, con gigantes de la selva que alcanzan alturas de hasta 45 metros.

Algunas de las especies más importantes incluyen el cedro Misiones, el lapacho o trompeta, el timbó, el ibira-pitá, el pino o cury paraná, el guatambú, el peteribí, la palma, el cedro macho, el incienso o ibirá-payé, el laurel blanco y el laurel negro, la peroba rosa, la cancharana, la rabo-itá, la mora blanca y la uryunda, entre otros. Misiones también es famosa por sus orquídeas porque es el hogar del 50% de las especies que existen en Argentina.