clima-header

Buenos Aires - - Lunes 23 De Mayo

Home Turismo Misiones La Aripuca, un homenaje a la Selva Misionera

La Aripuca, un homenaje a la Selva Misionera

El Complejo Turístico Aripuca se dedica a rescatar árboles, inclusive te permite apadrinar alguno de ellos. Hoy te contamos los secretos que esconde.

Misiones
La Aripuca

La Aripuca en cada uno de sus rincones alberga la historia de la familia Waidelich, de sus sueños y del amor apasionado que sienten por la naturaleza. Está ubicado en las afueras de la localidad de Puerto Iguazú, Misiones, y a 300 metros de la RN 12. La Aripuca es un emprendimiento agro-turístico construido con la finalidad de difundir la cultura, creencias y tradiciones de la región. Asimismo, pretende concientizar sobre la importancia de nuestros recursos naturales e incentivar acciones para el cuidado del medio ambiente. El nombre utilizado está inspirado en la típica trampa de los pueblos guaraníes para capturar animales sin lastimarlos.

En el predio podemos encontrar un monumento que rinde honor a la sabiduría, credos y usanzas de la región. Está construido a base de árboles rescatados, posee 17 metros de altura y más de 500 kilos. de peso que se distribuyen en 30 especies nativas de la selva misionera. Si bien los troncos utilizados, para construir esta Aripuca gigante, corresponden a variedades protegidas y en algunos casos en peligro de extinción, ninguno fue cortado para este fin. De hecho, muchos fueron comprados en aserraderos donde estaban a punto de transformarse en muebles y otros, se recuperaron de chacras. En este último caso, los ejemplares se habían caído por tormentas o estaban muertos de pie.

De esta forma, se transformó una destrucción total o parcial de un ejemplar en una herramienta para generar conciencia. Algunos de ellos son lapacho abá, cedro misionero, timbó, palo rosa, peteribí o loro negro, azota caballo, incienso y curupa-í, marmelero, También, está compuesto por mora amarilla, guayubira, cañafístula o ibirá pitá, samohú o algodonero, alecrín, guaicá, laurel, camboatá y espina de corona. Todos reunidos para mostrarnos lo que estamos perdiendo y como la falta de cuidado ambiental se podría convertir en nuestro propio ardid.

 La original

La trampa de la que hablamos es utilizada por los pueblos guaraníes hasta el día de hoy. Una Aripuca es una pirámide construida con palos atados entre sí que puede atrapar presas vivas sin dañarlas. Se coloca donde el cazador sabe que el animal normalmente pasará o estará en su hábitat preferido, junto con pequeños cebos como semillas o trozos de pan. Cuando el animal pisa en el lugar correcto, su peso disparará la trampa, provocando que la estructura piramidal caiga sobre él e impidiendo que se escape. El gatillo generalmente se oculta debajo de una capa de hojas secas y los escombros se retiran del mismo lugar para que no parezca sospechoso a la víctima. Su importancia radica en que el animal no sufre ningún tipo de daño durante el proceso e inclusive se puede liberar. Teniendo en cuenta esta filosofía es que se creó el espacio de la Aripuca. Nos trata de explicar que estamos camino hacia la trampa, pero que todavía hay una posibilidad para sobrevivir.

Full emprendedurismo

El lugar posee actividades desarrolladas en construcciones con curiosa y creativa arquitectura. Allí, se podrán visualizar salones abiertos al público destinados más que nada a la venta. Bajo esta línea, se exponen artículos de emprendedores de todo el país, como ser lana, cuero, madera y alpacas, entre otros materiales. Además, se accede a productores regionales y artesanías únicas elaboradas en piedras preciosas de la zona.

Por otro lado, la Aripuca lleva a cabo el programa Padrino de Árboles, donde se continúan con los objetivos iniciales de preservación. En este sentido, se intenta visibilizar las pérdidas sufridas en la selva misionera, pero, sobre todo, se ofrece una participación. Así, con el aporte económico de quienes estén dispuestos, se estará protegiendo una porción de pulmón verde. El procedimiento viene con certificado individual y con la alegría de sumar un árbol a su vida.

Cuando visites La Aripuca también podrás disfrutar del delicioso helado de yerba mate y mermeladas caseras, almorzar en el exclusivo restaurante, y también podrás comprar artesanías únicas en madera, piedras preciosas y artesanías guaraníes, junto con la calidez y buen cuidado de esta familia que te espera

Fecha de Publicación: 02/01/2022

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

4-opciones-del-turismo-misionero-en-las-Cataratas 4 opciones del turismo misionero en las Cataratas
El despertar de la selva misionera El despertar de la selva misionera

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Arte y Literatura
TyPEO Editoriales en TyPEO. “A la crisis nosotros respondemos con la organización”

Plato fuerte de la última Feria del Libro 2022, las editoriales independientes agrupadas marcan las...

Arte y Literatura
Filba 2022 Filba Nacional Mar del Plata. Una voz amiga

La Feliz recibe a escritores y público en el retorno presencial de Filba Nacional, del 26 al 28 de m...

Buenos Aires
Parque Chacabuco Historia de los barrios porteños. Parque Chacabuco, la chispa verde

Orígenes que funden jesuitas y polvorines, esta barriada de clase media late bajo las sombras de año...

Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Pompeya Historia de los barrios porteños. Pompeya, paredón y más que después

Barriada populosa íntimamente ligada a los acontecimientos que hicieron la ciudad, Pompeya creció co...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades