clima-header

Buenos Aires - - Jueves 24 De Junio

Home Turismo Misiones El lugar donde confluye lo mejor de dos mundos

El lugar donde confluye lo mejor de dos mundos

La Reducción Jesuítica de San Ignacio, en Misiones, es el sitio histórico en el que convergen lo mejor de dos mundos, el jesuítico y el guaraní.

Misiones
Ruina-de-San-Ignacio-Misiones

La Reducción Jesuítica de San Ignacio es una invitación a realizar un viaje en el tiempo. Una migración a lo mejor de dos mundos, dos culturas que supieron convivir en paz durante muchísimo tiempo. Ubicada en el corazón de la provincia de Misiones, fue una de las reducciones más emblemáticas de la Orden del Papa Francisco en América. Es un sitio histórico, único, debido al admirable estado de conservación en el que se encuentra. Es, a su vez, Patrimonio Mundial de la Humanidad, desde 1984, y un lugar donde llegan visitantes de todo el mundo.

Transitando por la RN 12, se llega a la ciudad de San Ignacio, que la comunica al Sudoeste con Santa Ana y Posadas, y al Nordeste con Gobernador Roca y Puerto Iguazú. Considerada, junto a las Cataratas y los Saltos del Moconá, como uno de los puntos turísticos más importantes de la provincia. Su principal atractivo es la evidencia palpable de la pacífica convivencia de pueblos originarios y europeos durante tiempos de colonia.

A través de los vestigios y las construcciones se puede sentir los logros de esa unión entre el conquistador y los guaraníes. La cultura y la historia se respiran mientras caminamos por un pueblo que ya no está, pero paradójicamente sigue existiendo.

Ruinas-de-San-Ignacio-Misiones panorámica

Qué ver

Antes de ingresar, la vista es impactante. Un gigantesco portal restaurado nos da la bienvenida a tiempos de antaño. A medida que avanzamos dentro del predio, nos sentimos como en una película de Indiana Jones. Somos arqueólogos observando los antiguos edificios construidos con bloques de piedra de asperón rojo. Los carteles nos informan lo que una vez fueron, y la imaginación comienza a volar.

El trazado de la ciudad es uno de los más notorios trabajos de los jesuitas. La plaza de armas, el cabildo, la iglesia, las viviendas de los religiosos y de los nativos. La Reducción de San Ignacio es un pueblo congelado en el tiempo. Si nos detenemos a escuchar bien, tal vez podamos sentir los pasos de sus habitantes por la plaza central. El deambular de nativos y misioneros caminando por la calle central hacia el templo. El encuentro de dos mundos.

Historia con moraleja

Esta Reducción Jesuítico-Guaraní tiene lo mejor de los dos mundos. Originalmente fue un complejo de edificios religiosos, viviendas privadas y talleres, construidos durante el período colonial español. Su objetivo principal era evangelizar a los nativos. Pero con el tiempo, este lugar se convirtió en algo más. Los jesuitas, a diferencia del resto de los españoles, incluida la propia Iglesia, lograron convertir a la gente local al cristianismo pacíficamente. Como resultado, para el siglo XVIII, la Misión se había transformado en una pequeña ciudad autónoma de 4000 almas, con mayoría de guaraníes.

Luego de la expulsión de los jesuitas en 1767, muchas de las Reducciones quedaron abandonadas, fueron cubiertas y escondidas por la Selva Misionera. Recién para principios del siglo XIX, las Misiones fueron redescubiertas y restauradas para su conservación.

San Ignacio Miní se incluyó en la Lista de Monumentos de la World Monuments Watch en 1996. Hecho que le permitió captar la atención de las autoridades para preservar lo mejor de estos dos mundos. Hecho que sirve de ejemplo para continuar en la búsqueda de una mejor coexistencia entre los pueblos.

Datos de interés

  • Las reducciones jesuitas del siglo XVIII fueron el foco de la película británica de 1986, La Misión, escrita por Robert Bolt y protagonizada por Robert De Niro, Jeremy Irons y Liam Neeson. Con misioneros jesuitas en América del Sur como sus personajes centrales, la película ganó la Palma de Oro y el Premio de la Academia a la Mejor Fotografía.
  • Al visitarla use protección solar, repelente de insectos y calzado cómodo, ya que es una caminata larga por el interior de las ruinas para escuchar la explicación proporcionada por la guía.
  • Al caer la tarde se realiza un espectáculo nocturno. Es una experiencia conmovedora, que se desarrolla en varios lugares usando proyecciones en una neblina de agua pulverizada, lo que le da una calidad de fantasma.

Fecha de Publicación: 16/09/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

¿Por qué expulsaron a los jesuitas?
Geniolito El violín de las dos culturas

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Valentín Saal Salió a China y no volvió

Valentín Saal es un administrador de empresas mendocino que trabaja en China. Vía Instagram nos cont...

Argentinos por el mundo
El viaje de Pampa El viaje de Pampa

Belén, Roberto y Pampa, salieron a la ruta en una combi modelo 59. Te contamos su historia.

Argentinos por el mundo
Viajaros “La Tota por América”: una pareja riojana recorriendo el mundo

Acompañados por su perro caribeño, la pareja riojana sostiene que no son turistas ya que viven la ci...

Salud y Estética
Yoga Challenge - Tercera práctica ¿Te animás a la tercera clase del reto yogui?

Patrizia nos trae una clase más para que continuemos con el reto yogui, esta vez con una práctica un...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades