clima-header

Buenos Aires - - Viernes 03 De Diciembre

Home Turismo Mendoza ¿Sos fanático del enduro?

¿Sos fanático del enduro?

Por estar enclavada a los pies de la Cordillera, Mendoza es óptima para practicar enduro. Te contamos sobre 2 recorridos imperdibles, y muy cercanos.

Mendoza
enduro Mendoza

Parece mentira, pero es verdad. Si estás en la Ciudad de Mendoza, en una hora podés salir de tu casa (u hospedaje), hacer enduro y volver. Algunos circuitos están ubicados en las afueras de la Capital y se puede acceder a ellos muy fácilmente.

El deporte motor despierta la pasión de multitudes en nuestro país. Mientras que, dentro de este rubro, el motociclismo y, sobre todo, el enduro, es una de las prácticas más realizadas en Mendoza. Su geografía predispone a los fanáticos de las dos ruedas a inclinarse por las cubiertas con tacos y a adentrarse en la montaña que, en algunos casos, está, literalmente, en frente de nuestras casas.

Es cierto que no es un deporte para cualquiera. Además de ser un apasionado del riesgo y de la aventura, el endurista también tiene que contar con un importante presupuesto. La moto, la indumentaria, el mantenimiento. Todo hace a un número final con el que hay que disponerr al momento de hacer una travesía, el cual margina a más de un aspirante, que queda sólo en eso, aspirante.

Pero, si estás en el grupo de personas que cuentan con todo lo necesario para realizar enduro, te dejamos 2 circuitos totalmente recomendables en Mendoza. Están muy cerca, o dentro, de la ciudad. En un abrir y cerrar de ojos podés estar adentrado en la montaña, lejos de los disturbios de la vida urbana. Aunque, claro, con el escape de tu moto de fondo.

Circuito Dique Frías

Es un circuito que se ubica detrás del dique de contención Frías, el cual fue destruido por un aluvión en la década de 1970. Además, está hacia el sur oeste del famoso Cerro de la Gloria. Cuenta con un circuito de escalones y varios tramos de cornisas. Por ser uno de los primeros circuitos trazados en la historia del enduro mendocino, ha sido señalizado con cartelería tanto en los ríos secos como en las sendas realizadas por animales, y en las denominadas picadas de evacuación. Las señales fueron instaladas con el propósito de indicar a los pilotos cuáles son las zonas que tienen doble sentido de circulación, cuáles tienen único sentido y, también, buscan señalizar puntos de contramano. Este trabajo ha sido realizado por particulares con quienes el municipio mantiene estrecha relación en conjunto con los puesteros de la zona ya que se trata de un importante potencial turístico de aventura que debe ser conservado como tal.

Cabe destacar que es un circuito bastante duro, que consta de un trazado muy técnico de senderos por los ríos aluvionales Las Bateítas, Papagayos y el afluente del dique Frías. Polvo en suspensión que dificulta transitar algunos tramos, canaletas, escalones, piedras gruesas. Sin embargo, correr en él destila adrenalina y la pasión de las dos ruedas. Es único, con historia y carisma. También impacta por el paisaje. Es un muestrario de la flora y fauna de la Mendoza desértica.

Circuito El Challao

Esta salida comienza transitando la RP 13, comenzando en el Barrio Municipal de La Heras. Llegando al puesto Las Chilcas, comienza un camino de tierra. A partir de aquí, en general, se encuentra la parte más deteriorada del camino hasta llegar a la cima de los caracoles, a 2020 metros sobre el nivel del mar. Camino al siguiente punto, pasamos por el puesto Casa de Piedra, hasta una intersección de Tres Quebradas, donde está el puesto homónimo. Justo ahí hay un senderito que sube a “la Subida de la Mili”, un ascenso muy recomendable de ripio y piedra de un kilómetro de longitud.

A partir de ahí comienza la travesía. El circuito sigue por un sendero muy marcado, ya que es un lugar muy conocido, y usado por muchos amantes de la montaña y del deporte al aire libre, continuando rumbo a la cumbre. Entre curvas y contracurvas, y algunas pendientes muy marcadas, llegamos a la cima del Cerro Arco. A partir de ahí, tomando el lateral derecho seguimos una huella (también muy marcada) de 2,6 kilómetros que nos lleva sin problemas a la cumbre Santo Tomás de Aquino. Desde este punto, continúa una pendiente suave de un kilómetro. Apenas superada la primera elevación, el paisaje recupera formas dóciles. Le sigue un pequeño tramo de 500 metros de cornisa, que nos va anunciando que el recorrido está a punto de finalizar. Pasada la cornisa, sólo resta un kilómetro hasta el cerro Gateado. Última pendiente algo más exigida, nos recompensa con la cruz artesanal del Gateado que da por concluido el circuito.

 

 

Fecha de Publicación: 10/09/2020

Compartir
Califica este artículo
3.00/5

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Salud y Estética
Vida de Yoguini Moderna - Cómo relajar y elongar el cuello ¿Dolor Cervical?

Con estos simples ejercicios vas a poder relajar el cuello y aliviar el dolor.

Espectáculos
Influencers Leo Maslíah. El humor no está en mi esfera de intereses

Vuelve Leo Maslíah a Buenos Aires con “Influencers” junto a Daniel Hendler. Una nueva puerta al geni...

Historia
Subte Buenos Aires 1913 Subterráneo de Buenos Aires. El reino olvidado.

Los primeros días de diciembre de 1913 los porteños serían los primeros en Hispanoamérica en viajar...

Tradiciones
mate-amargo ¿Te gusta el mate amargo?

Te enseñamos cómo curar el recipiente para que disfrutes de los amargos más ricos.

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades