Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Chorro de la Vieja, un oasis de diversidad

Llegar al El Chorro de la Vieja es una maravillosa alternativa de senderismo en la provincia de Mendoza, más precisamente en el Valle de Uco.

A 125 kilómetros de la Ciudad de Mendoza, hacia el suroeste, en el departamento de Tunuyán, se encuentra El Cristo de la Hermandad en la reserva Manzano Histórico. Desde allí nace un camino de ripio, bien señalizado, hasta el comienzo del sendero que nos lleva al Chorro de la Vieja. Son cerca de 10 kilómetros desde el Cristo hasta el cartel que indica el comienzo de la senda. Hasta allí se puede llegar en cualquier tipo de vehículo. En ese lugar se puede estacionar y dejar las pertenencias ya que, por lo general, no existen hechos de inseguridad.

Como toda actividad de senderismo, es fundamental caminar sin demasiado peso. Por eso, se recomienda llevar lo justo y necesario: agua, gorra, lentes y zapatillas adecuadas para la montaña. Durante el trayecto se debe cruzar un arroyo cristalino con lo que es aconsejable llevar un calzado de repuesto para después. También hay que ponerse antes de salir a caminar protector solar. Es que, el lugar se encuentra a casi 2500 metros sobre el nivel del mar y, naturalmente, el impacto de los rayos solares es más intenso.

Como toda la montaña mendocina, es seca, aquí no hay coníferas ni humedad. Sólo plantas xerófilas, tierra y piedras. De allí que se rinda tanto culto a un chorro de agua de 40 metros de caída. Son poco más de 2 horas de caminata con una dificultad media. La llegada al Chorro de la Vieja se advierte, no sólo por ver la caída de agua, sino porque ésta genera una vegetación atípica para la zona. Hay todo un microclima con humedad que otorga el agua al ser transportada por el viento. Hay mucho verde como enredaderas, helechos. También se realizan avistajes de aves.

Opción gastronómica

Para complementar el paseo, se recomienda salir temprano desde la Ciudad de Mendoza para estar terminando la excursión en horas del mediodía y así poder degustar las exquisiteces que los restaurantes de la zona nos ofrecen. Parrillada con chivo, cordero, cerdo y vaca; también trucha. Y, de souvenir, podemos llevar unas ricas mermeladas para casa o unas sopaipillas (torta fritas) para el camino.

Rating: 0/5.