Skip to main content

Mendoza en parapente

Las montañas y los vientos son ideales para conocer la ciudad en parapente. Una vista panorámica con mucha adrenalina. ¿Te animás?
Mendoza
parapente
| 23 diciembre, 2019 |

Ya hemos hablado del Cerro Arco mendocino. Ese macizo al que se accede caminando, con mucha exigencia física, y del que se obtiene una vista espectacular de la ciudad y sus alrededores. Sin embargo, también sirve como base para despegar en parapente y volar por nuestro cielo. Se trata de una experiencia inolvidable de la que hay que sacar provecho, porque nuestra geografía, vientos y paisajes hacen de Mendoza una plaza única para esta actividad.

Para conocer en detalle esta aventura, consultamos a la gente de Zona de Vuelo. Su dueño y encargado, Horacio Quiroga, nos resumió la experiencia: “El vuelo en parapente es un hermoso paseo desde el cielo. Nuestra empresa tiene 17 años de experiencia llevando turistas y cumple con todas las medidas de seguridad. Estamos autorizados por la Federación Argentina de Vuelo Libre, con licencia número 277. Además, estamos reconocidos por el Ente Mendoza Turismo”.

Con la confianza que estas normas nos generan, la travesía de volar por los cielos en parapente comienza con el traslado en 4×4. Nos acompaña un parapente biplaza con paracaídas de emergencia e instructor para cada persona, en caso de decidir volar en pareja, así vuelan simultáneamente.

Las instalaciones de la empresa cuentan con baños, estacionamiento y proveeduría en la base, desde donde parte la travesía en camioneta, por si nuestros acompañantes nos quieren esperar.

Los turnos comienzan a las 8 de la mañana, mientras que el último es a las 17.30. La excursión, en total, tiene una duración de 3 horas, pero el tiempo de vuelo estimado es de 20 minutos. Un último dato a tener en cuenta es que no es necesario concentrarnos en llevar nuestro celular e ir sacando fotos o filmando ya que de ello se encarga el mismo instructor.

Deporte de riesgo

El parapente es considerado un deporte de riesgo. Sin embargo, los instructores son personas de mucha experiencia, con 23 años de trayectoria y con 17 años volando junto a turistas, sin accidentes registrados. “El secreto es respetar totalmente las condiciones del clima”, dice Horacio, haciendo referencia a que muchas veces se puede subir a la cima del cerro y estar listos para despegar, pero el viento y las condiciones climáticas pueden ser desfavorables. En ese caso, se desciende y se intenta al otro día.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar