Skip to main content

La piedra que habla

La meseta de Somuncurá, en lengua mapuche, su nombre significa "piedra que habla” o “piedra que suena".
Rio Negro
14 octubre, 2019

40 millones de años: la meseta de Somuncurá – cuya extensión abarca parte de las provincias de Río Negro y Chubut– ha sido testigo del desarrollo de la vida en la Tierra y lleva las marcas que el paso del tiempo ha dejado en ella. Con más de 27.000 km2, se eleva a más de 1600 m sobre el nivel del mar.

En lengua mapuche, su nombre significa “piedra que habla” o “piedra que suena”. Si la meseta de Somuncurá hablara, podría contarnos tantas cosas. Generada por los procesos volcánicos que tenían lugar allí hace millones de años, fue tallada desde entonces por la erosión del viento y por el mar que la cubrió en varias oportunidades.

En su superficie se pueden apreciar aún las bocas de esos volcanes. El mar –por su parte– dibujó en ella golfos, cabos, puntas y bahías, y dejó fósilesde animales marinos y bosques de coníferas petrificados. En la meseta de Somuncurá, la Patagonia se presenta como en sus orígenes: salvaje y solitaria.

Es considerada como un área de biodiversidad sobresaliente y explorarla ofrece la posibilidad de estar en contacto con un espacio natural de belleza incomparable, con avistajes de una exclusiva flora y fauna. Las opciones para recorrerla son muchas: trekking, 4×4, moto o mountain bike. Las maravillas que reserva para sus visitantes son incontables.

 

Rating: 5.0/5. From 1 vote.
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X