Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La Patagonia también tiene su Costa Atlántica

La Patagonia también es tierra de playas: anotá para elegir tu próximo destino.

Mencionar la Costa Atlántica automáticamente nos remite a los clásicos balnearios bonaerenses como Mar del Plata, Cariló, Pinamar, San Bernardo o Mar de Ajó. También a localidades más al sur como Monte Hermoso o Pehuén-Có. Sin embargo, en la Patagonia también podemos encontrar un gran número de villas balnearias que atraen a los turistas y cada vez son más concurridas.

Río Negro

Hagamos un recorrido costero de norte a sur y conozcamos cuáles son las ciudades balnearias más lindas de la Patagonia.

En cercanías de Viedma, la capital de esa provincia, podemos transitar la ruta de los acantilados y disfruta a apenas 30 kilómetros de El Cóndor, un balneario familiar, ideal también para la pesca y la práctica de deportes como kitesurf, windsurf o carrovelismo -por el viento- , que además cuenta con la colonia de loros barranqueros más grande del mundo.

Transitando otros 30 kilómetros se puede llegar a La Lobería, una playa con piletones naturales socavados por el mar que, cuando la marea baja, pueden disfrutarse. Cada verano este sitio es más concurrido y además tiene un atractivo cercano, dado que a tres kilómetros se encuentra la Reserva Faunística Provincial de Punta Bermeja, donde  los miradores permiten avistar la mayor colonia continental de lobos marinos de un pelo de Sudamérica.

Sumergida en la paz de la inmensidad patagónica, Bahía Creek nos regala una amplia playa entre dunas y acantilados. Unas pocas casas le dan color al paisaje agreste de este balneario cálido y familiar ubicado a unos 90 kilómetros de Viedma.

En la zona del puerto de aguas profundas de San Antonio Este, podemos encontrarnos con la blanca superficie de Las Conchillas, una playa que debe su nombre a las valvas de moluscos que inundan los 12 kilómetros de costa.

Punta Perdices es otro de los lugares paradisíacos para visitar recorriendo la costa rionegrina. Agua cristalina y mar calmo hacen de este lugar un lugar imperdible. 

Casi que no necesita presentación, Las Grutas es la villa balnearia más conocida de Río Negro. Ubicada dentro del distrito de San Antonio Oeste, es conocida por sus cálidas aguas, con temperaturas que llegan a los 25 grados y sus playas enclavadas entre piletones y acantilados.

Antes de cruzar la frontera hacia Chubut por Arroyo Verde, no podemos dejar de visitar Playas Doradas, ubicada a poco más de 30 kilómetros de Sierra Grande. Cuenta con una playa principal de unos tres kilómetros y con otros pequeños balnearios.

Chubut

Una vez en tierras chubutenses la Península Valdés nos invita a disfrutar de Puerto Pirámides y Puerto Madryn. La primera localidad, una apacible villa balnearia desde donde se realizan los avistajes de ballenas en la temporada, mientras que el verano se multiplica exponencialmente la concurrencia de gente. Los jóvenes llegan masivamente a este espacio, convirtiendo ya en un clásico ritual la recepción del año nuevo en sus playas. 

Al igual que Las Grutas, Puerto Madryn no precisa presentación y es un destino ineludible para cualquier turista que visite la provincia de Chubut. En la ciudad portuaria los veranos se disfrutan en su extensa playa que recorre la ciudad de una punta a la otra. 

Playa Unión es otro de los destinos elegidos en los calurosos días de verano en el noreste chubutense. Se trata de un balneario que pertenece a la capital provincial, Rawson, que cuenta también con un extenso espacio para recibir a los turistas que, cuando baja la marea, pueden disfrutar de la plenitud del mar.

Ya varios kilómetros al sur, el pueblo de Camarones, que tiene una histórica tradición pesquera, nos ofrece playas tranquilas, con arenas finas y balnearios agrestes para disfrutar en familia o con amigos de la tranquilidad costera.

A 15 kilómetros de Comodoro Rivadavia, Rada Tilly es el balneario más importante del sur chubutense, que nos invita a disfrutar de sus tranquilas playas de suelo firme y arenas finas, desde donde se disfrutan los atardeceres.

Seguimos camino y arrancamos para Santa Cruz

Santa Cruz

Ya en la provincia de Santa Cruz, a pocos kilómetros de cruzar la frontera nos encontramos en la cuenca del Golfo San Jorge, que nos regala los más de cuatro kilómetros de plata de Caleta Olivia.

En Puerto San Julián, nos regala una diversidad de playas reparadas por grandes acantilados que, además de refrescarnos en estos días de calor durante el verano patagónico, nos invita a hacer un extenso recorrido para conocerlas a fondo.

Sin dudas, la Costa Atlántica no es solo patrimonio bonaerense, y la Patagonia nos invita a conocer sus maravillas a orillas del mar Argentino.

 

 

Rating: 0/5.