Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Descubrí el icono turístico de la provincia de La Pampa

En el mundo, la única reserva natural del Caldenal se encuentra a 35 kilómetros de Santa Rosa, descubrila

Este ícono del turismo de la provincia de La Pampa atesora en sus 7.600 hectáreas (sólo 1600 están abiertas al público) historia, cultura y naturaleza. Entre ellas el bosque de caldenes de mayor extensión en el mundo, cercana a las 6000 hectáreas. El nombre que lleva la Reserva recuerda a Pedro Olegario Luro, quien, en los primeros años del siglo pasado, levanta la Estancia San Huberto y construye el primer coto de caza organizado de Argentina. A la zona lo mapuches la denominaban Mamüll Mapú, que significa Comarca del Monte, Comarca de la Madera. Era por el caldén, el árbol típico de La Pampa, que alcanza los 15 metros, la Reserva posee especies varias veces centenarias. Lo acompañan otros árboles como el chañar, la sombra de toro, y el algarrobo.

El lugar ofrece un recorrido histórico que comprende la visita guiada al Museo El Castillo, declarado Monumento Histórico Nacional, que permite al visitante acceder al emprendimiento de Luro. Desde el Centro de Interpretación parten los grupos de hasta 15 personas en recorridos de unos 50 minutos. Se recomienda adquirir la entrada al ingresar a la Reserva ya que los cupos son limitados. El lugar no es ni más ni menos que el casco de la estancia.

Otras construcciones aún total o parcialmente en pie, que completaban el complejo, son la casa de servicios y cocina, la caldera, la usina, la pileta, el ranario, el jardín, el tambo, el tanque (de agua) del millón (por los litros de agua que contiene) y el Museo San Huberto. Este último posee una colección de carruajes única en el país.

En el parque el turista encontrará referencias a la cosmovisión y lengua aborigen, además de transitar por una antigua rastrillada (huellas que dejan las tropas de animales sobre la tierra).

Para quienes gustan del senderismo, hay varios circuitos que demandan entre media hora y dos horas de caminata de baja dificultad, además hay uno que se puede hace realiza en vehículo. En todos se admira el entorno en toda su magnificencia y se convive con un paraíso de flora y fauna en un entorno único. Como la colonia de cotorras, cuyo canto se mezcla con el de otros pájaros como churrinches, benteveos, quejones, carpinteros y canasteros que habitan entre las ramas.

Es posible internarse en un bosque de caldén, ver las más de 160 especies de aves que habitan ambientes terrestres o acuáticos y avistar grandes mamíferos. Sobre todo, en la llamada zona del salitral -este recorrido es recomendable hacerlo con binoculares o cámaras con buen zoom- donde se  ve desde la costa a los animales que se adentran en el barro salitroso, como ciervos y jabalíes, además de aves zancudas.

La brama