Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La Argentina y sus Laberintos

Seleccionamos unos laberintos ubicados en varias provincias para que elijas uno para recorrerlo en tus próximas vacaciones

¿Qué es un laberinto?  Es un complejo enredo del espacio alrededor de un centro, una elaborada complicación del camino que puede tener por finalidad evitar que algo -o alguien- salga de él. La pregunta es si el secreto es llegar al centro. Y cuando llegamos allí sin duda lo que encontramos no es la satisfacción de haber llegado sino el miedo a no poder encontrar la salida, y al intentarlos ensombrecer nuestra mirada al darnos cuenta de que estamos perdidos. Pero a quedarse tranquilos que el arquitecto de esos pasadizos inescrutables ha hecho las cosas para que no nos lleve la vida descubrirlo y encontremos la salida. Aquí alguno de ellos:

El Laberinto más grande de Argentina

Camino a El Desemboque km 3,7, El Hoyo, Chubut se encuentra en el valle del río Epuyén, el Laberinto Patagonia inaugurado hace sólo 6 años, con veinte años de desarrollo. El desafío es elegir una de las 9 entradas, pero sólo una lo llevara al centro. Ese lugar es ideal para descansar, para luego comenzar a encontrar el sendero que conduce a la salida. La localidad patagónica El Hoyo, está ubicada muy cerca de El Bolsón o Lago Pueblo y comparte algunos de sus encantos como lagos, río, montañas y valles. Esta realizado con 2.100 ejemplares de macro carpa y arizonica Cupressus

Córdoba

Parque Recreativo y Laberinto El Descanso

El lugar se encuentra en la localidad de Los Cocos, a 80 kilómetros de Villa Carlos Paz en el Valle de Punilla cordobés. Y como no podía se de otra manera cuando hablas con los vecinos del lugar te cuentan que es el primer y auténtico laberinto construido en la República Argentina, a semejanza de uno similar que existía en Francia. Algo que puede ser verosímil, aunque difícil de comprobar. Lo cierto es que según datos es el mas antiguo de nuestro país.

Allí el laberinto está hecho con ligustros de mediana altura lo que permite ver al resto de los participantes en las calles vecinas.  Un puente con barandas de madera sobreelevado conecta al laberinto resto del Complejo. Allí se encuentra un parque con un museo apícola, el antiguo complejo hotelero. Un lugar elegido para una escapada en familia para disfrutar de la naturaleza, ideal para hacer senderismo, paseos al aire libre en bicicleta o a caballo.

Los laberintos del Nono

En la misma provincia, también en traslasierra Nono, sobre la RP14, hallamos seis laberintos naturales con disímiles grados de complejidad. El más particular es uno hecho con tuyas y don una superficie es de más de 900 m²; en el centro hay un mangrullo desde donde se disfruta la vista panorámica.

El laberinto del corazón misionero