Los diablos de Uquía, en el Carnaval jujeño- Jujuy - Ser Argentino Skip to main content

Los diablos de Uquía, y el desentierro del Carnaval jujeño

Si hay una imagen que el turista no va a borrar de su paso por el Carnaval de Jujuy es la bajada de los diablos de la comparsa Los Alegres
Jujuy
| 08 abril, 2020 |

Uquía es un pueblo de la Quebrada de Humahuaca emplazado a 2.858 metros de altura sobre el nivel del mar, donde la mayor parte del año la calma y la tranquilidad pasean por sus calles de tierra, gobernadas por los fuertes rayos de sol. Todo es sereno en Uquía hasta que llega el día del “desentierro” del carnaval; en ese momento el poblado que cuenta con menos de 600 habitantes – recibe turistas de todas partes del mundo para ver un espectáculo único en su tipo. 

Decenas de diablos de colores – pertenecientes a la comparsa Los Alegres – bajan del cerro Blanco al compás de la música para festejar el inicio a la festividad más importante del Norte Argentino. El carnaval en Jujuy comienza con el desentierro del Pujllay (nombre que recibe el diablo, y que simboliza al sol), Los Alegres de Uquía desentierran un muñeco que lo representa en lo alto de un cerro sagrado, y la emoción de todos los que viajamos a ver ese momento se hace sentir en el ambiente. Los integrantes de la comparsa aparecen desde la cima del cerro, cantando y gritando con voz aguda, y descienden varios metros bailando hasta su Mojón –un altar hecho de piedras – donde dan por comenzada la semana de carnaval.

¡Que comience la fiesta!

A partir de ese momento todos los visitantes estamos invitados al festejo. Durante ocho días, la comparsa disfrazada de diablitos recorrerá las calles de Uquía en cumplimiento de los convites: llevando la alegría consigo, y bebiendo Saratoga, la bebida oficial del Carnaval. 

La Saratoga es una bebida ceremonial que se prepara con frutas de estación y diferentes variedades de alcohol; y si bien cada uno tiene su receta, las más populares incluyen: vino blanco, ron, ginebra, y vodka.  

La música de las comparsas suena incesante en las calles hasta altas horas de la noche Los diablitos contagian ganas de bailar cuadra tras cuadra. La espuma salpica los escenarios. Los colores de las témperas compiten con los de la tierra. Y el talco se apodera de cada rincón de Uquía. El carnaval se expresa como el momento donde se manifiestan todas las ganas de disfrutar que han sido cohibidas durante el año, siendo un espacio de amalgama entre naturaleza, cultura, y diversión.  

La calma de este pueblo andino vuelve – como todos los años – una semana después, en el entierro del Pujllay que cada comparsa realiza en su Mojón. Y hasta el próximo Carnaval.  

Consejos para ir al desentierro de la comparsa Los Alegres de Uquía 

  1. Viajá con tiempo. Uquía se encuentra a 12 kilómetros de Humahuaca y a 30 kilómetros de Tilcara, sobre la Ruta Nacional 9. Conviene trasladarse hasta el lugar del desentierro con varias horas de anticipación. La ruta suele estar colapsada y se demora varias horas en llegar. 
  1. Respetá la cultura. El carnaval es una fiesta cultural muy significativa para los pueblos del Norte Argentino. Tanto el cerro Blanco desde donde baja la comparsa, como el Mojón al que se dirige, son lugares sagrados que hay que respetar. No se puede subir. 
  1. No dejes basura. Los cestos pueden están colapsados por la cantidad de turistas que visitan los pueblos. Llevá la basura con vos hasta que encuentres un cesto con espacio, lo que queda en la calle suele terminar en los ríos. 

Rating: 4.0/5. De 2 votos
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar