Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La Garganta del Diablo jujeña

La Garganta del Diablo jujeña está rodeada de color terracota y algo de verde de la vegetación, pero la magia es la misma que en Iguazú.

Jujuy tiene una de los principales circuitos turísticos del norte en la Quebrada de Humahuaca. En el camino de la Quebrada podemos llegar a Tilcara, un destino muy popular entre los jóvenes, pero también entre los aventureros. La Garganta del Diablo es buscada por cientos de personas día a día en la localidad de Tilcara.

Los fanáticos del ecoturismo pueden llegar a la cascada recorriendo un camino de 5 kilómetros haciendo trekking. Quienes lo deseen pueden acercarse al salto en vehículos. El camino acompaña un río, cuesta arriba, que termina en la Garganta del Diablo. Un accidente geográfico que da un cambio radical al cauce del río Huasamayo.

Además del trekking, el lugar tiene una atracción histórica ya que allí se encuentran restos paleontológicos petrificados. La magia y la energía que transmite la Garganta del Diablo es tan grande que sus visitantes suelen quedarse un rato. Aseguran que es bueno tener algo preparado para pasar un rato ahí, una comida, un mate, en plena naturaleza.

Para los más aventureros

Los más valientes podrán acceder a la garganta misma, una cueva a la que se llega bajando cuidadosamente en el río. Es más precisamente la Garganta del Diablo, pero lo que se recibe es una paz única e incomparable. El sonido armonioso del agua que fluye entre las piedras hace de este lugar un ambiente mágico. El eco de cada sonido parece intentar transmitir un mensaje de paz de la garganta.

La Garganta del Diablo es una opción para aventureros que buscan adrenalina y para quienes quieran disfrutar de la naturaleza. Los colores terracota dominantes, junto con el verde de la vegetación, acompañan todo el recorrido. Es un desafío que nos invita a sentir el latido de cada maravilla natural de nuestro país. En este caso, la Garganta del Diablo de Tilcara.

Rating: 0/5.