Ser Argentino. Todo sobre Argentina

La Casa de la Artesanía, el tesoro cultural de Formosa

Se trata de una casa de estilo colonial que preserva y promociona las artesanías de las comunidades Toba, Pilagá y Wichi.

 

Formosa es una provincia llena de magia, cuenta con numerosos paisajes naturales pero también con una gran diversidad cultural que permite conectarse de un modo único con la historia de los pueblos originarios de la Argentina. La provincia del Nordeste es la que cuenta con mayor presencia indígena en el país. En la actualidad el territorio alberga un total de 192 comunidades repartidas en todo el sueño formoseño.

La Casa de la Artesanía lleva impreso en sus paredes la identidad de estas culturas ancestrales que formar parte de la historia formoseña y de la Argentina. Está ubicada en la capital de la provincia -más precisamente entre las calles San Martín y la Avenida 25 de Mayo- y abre sus puertas para mostrar objetos construidos por las culturas Toba, Pilagá y Wichí. El rincón busca preservar y promocionar la actividad artesanal rescatando antiguas técnicas aborígenes.

Estas comunidades lograron mantener sus tradiciones a lo largo de los años e inclusive en la actualidad existen escuelas bilingües que refuerzan las políticas de apoyo del gobierno de la provincia con la población indígena. Un claro ejemplo de esto es la Ley Provincial Nº 426, sancionada en 1984. La normativa fue la primera del país en otorgarle derechos legales a los pueblos originarios.

Qué hacer y qué ver en La Casa de la Artesanía 

La Casa está construida sobre la historia, lleva consigo el respeto por la interculturalidad como parte de la identidad del pueblo de Formosa. Fue inaugurada en el año 1981 y permite a los turistas mantener un contacto estrecho y directo con las técnicas autóctonas que tejen la historia de nuestro país; tan diverso, extenso y variado. Aquí se puede vivir una verdadera experiencia cultural porque se muestran y comercializan tejidos, ponchos, alfombras, bolsos, objetos realizados en madera como también cestería y joyería como aros y pulseras.

La mayoría de los productos se realizan con materias primas de origen natural que son recolectadas de la zona, como la lana, arcilla y la fibra vegetal. Como si esto fuera poco también ofrecen talleres destinados a quienes buscan aprender o simplemente observar el modo en que las comunidades trabajan con los materiales para transformarlos en verdaderas piezas de arte.

En esta construcción, de estilo colonial, también funciona la Cooperativa de Mujeres Artesanas del Gran Chaco e integrantes de la Asociación de Artesanos de Ingeniero Juárez. El espacio se presta para promover actividades vinculadas con la integración del turismo a la relevancia de la producción artesanal de las comunidades, brindando opciones de comercialización a las mismas para mejorar la calidad de vida de sus integrantes.

Una sugerencia importante para los futuros visitantes es que no regateen los precios de las mismas, ya que la venta de los productos sirve como sustento para muchas familias, además representan el laborioso trabajo ancestral de los artesanos y artesanas formoseñas.

La entrada es libre y gratuita y puede visitarse de lunes a sábados de 8 a 12 y de 16 a 20.

Rating: 0/5.