Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Semana Santa en Entre Ríos

Victoria, en Entre Ríos, esta cargada de atractivos para visitar en Semana Santa, te contamos qué podés hacer.

Victoria se encuentra a orillas del Paraná frente a Rosario, unidas por un bellísimo puente de 60 kilómetros de largo. La ciudad tiene para ofrecer ideales alternativas para disfrutar en Semana Santa. Paseos culturales donde se destaca el Museo Histórico, recorridos por barrios históricos como el Quinto Cuartel. También posee hermosos lugares donde la naturaleza sobresale y se pueden realizar opciones de enoturismo, por ejemplo. Pero sin dudas, para Semana Santa la perla es conocer la Abadía del Niño Dios erigida en 1899, primer monasterio benedictino de Hispanoamérica.

 

La propiedad en la que se alzó el Monasterio constaba de 20 hectáreas que se conocían como “La Quinta de Bavo”,  en honor a su primer propietario el Dr. Remigio Bavo. Está situado sobre una de las 7 colinas de Victoria, a 3 kilómetros al noroeste de la ciudad. Los monjes de esta orden se destacan por conservar un voto fundado en la oración, el silencio, la reflexión y el trabajo. Es así que su dedicación ha dado origen a una labor reconocida dentro de la industria artesanal en la elaboración de productos naturales.

 

La comunidad religiosa ha promovido la construcción de un barrio de viviendas, también por la iniciativa de los monjes, se creó el Club Social San Benito, además de promover actividades sociales, da trabajo a los vecinos de la localidad de Victoria

La hospedería:

La Abadía tiene una amplia hospedería que funciona como casa de retiros, los huéspedes se alojan en un edificio especialmente preparado para ellos y participan libremente en todas las oraciones. No todos los monjes hablan con los visitantes, sino los que están especialmente designados por el abad. Esto asegura por un lado la clausura e intimidad que la comunidad necesita para cultivar su propio estilo de vida y, por otro, la necesaria discreción que el huésped pide para realizar su propia búsqueda sin perturbaciones. A todos los que lo solicitan se brinda asistencia espiritual por medio de charlas y confesión sacramental a cargo de los monjes del monasterio.

 

La hospedería de la Abadía es un lugar de paz, silencio y descanso a todas la personas que se acercan, sin importar su credo ni su condición social. El entorno de la Abadía, con su magnífico parque, brinda una posibilidad excelente para encontrarse con Dios. Los huéspedes proceden de todas partes del país y también del extranjero.

La Iglesia:

El 29 de agosto de 1998 se consagró la nueva Iglesia abacial. De estilo neorrománico, muy luminosa, ya que sus ventanas reflejan el paso de la luz a lo largo del día y manifiesta también un simbolismo en relación con la celebración de la Liturgia de las Horas, típico de esta orden.

Productos “Monacal”

Contiguo al Monasterio se encuentra el salón de ventas y exhibición de los productos Monacal, que se elaboran en la Abadía, cabe aclarar que los monjes han sido pioneros de la actividad apícola de la zona y además se destacan por la producción de sus licores, reconocidos en todo el mundo. Se venden dulces, mérmelas, cerveza y demás productos elaborados en forma totalmente artesanal en la misma Abadía. El salón de ventas y la santería se encuentran abiertas al público con estrictos protocolos de sanidad.

Información de interés:

Direccion: Ruta 11, Km 112 (a 350 km de Bs As, a 60 Km de Rosario, a 3 km de la ciudad de Victoria)

Fuente: Secretaría de Turismo de Entre Rios

Rating: 0/5.