clima-header

Buenos Aires - - Miércoles 16 De Junio

Home Turismo Entre Ríos Parque Urquiza: los pulmones que oxigenan a Paraná

Parque Urquiza: los pulmones que oxigenan a Paraná

Todas las calles de la capital entrerriana desembocan en el Parque Urquiza. Es el primer indicador de que estamos frente a un lugar especial.

Entre Ríos
Parque Urquiza

Imponente. Esa es la principal palabra que podría describirlo. Desde cualquiera de sus rincones es posible visualizar al Río Paraná. Sus característicos desniveles nos regalan miradores con puestas del sol únicas. Es que el Parque Urquiza es un símbolo dentro de la localidad y un hogar que alberga a sus ciudadanos.

Representa el lugar predilecto para ir a tomar mates, leer libros, hacer ejercicio o bien, quedarse quieto. Sin embargo, su mayor notoriedad radica en que supo convertirse, con el tiempo, en un sitio de encuentro para la gente. Así, a lo largo de sus barrancas reposa el césped que da lugar a memorables anécdotas.

Su historia comenzó a tejerse en 1893 cuando se dio a conocer el reparto de la herencia del General Urquiza. Allí, le correspondieron a su esposa, Dolores Costa, los terrenos que en aquella época se denominaban La Batería. En noviembre, el intendente de la ciudad, Don Jaime Baucis, le solicitó a la mujer la donación de las tierras con el fin de crear un espacio público.

Dicho pedido se realizó mediante una carta donde se explicitaba que el lugar llevaría el nombre del prócer entrerriano. Posteriormente, la viuda accedió y envió a uno de sus hijos para efectuar la negociación. Con el correr de los años se fueron anexando más lotes, algunos concesionados por vecinos y otros comprados por el municipio. El resultado fue su extensión actual, la cual acumula la totalidad de 44 hectáreas.

El diseño estuvo a cargo del arquitecto francés Carlos Thays y la forestación en manos del jardinero Julio Kumagae. Entre las especies plantadas, se hallan álamos plateados, laureles de jardín, cipreses calvos, lapachos rosados, jacarandas, palos borrachos y chañares. También, existen aromos, encinas, ceibos, sauces, cedros, paraísos, tipas y pinos.

Un paseo de no acabar

El predio está dividido en tres niveles: la Costanera Alta, Media y Baja. Estos últimos están conectados por numerosas escaleras, senderos y calles por las cuales uno puede subir o bajar las barrancas. Igualmente, la corriente del Paraná puede ser recorrida con la vista a través de la Avenida Laurencena. La misma parte desde el Puerto Nuevo hasta la histórica Bajada de Los Vascos.

En la Costanera Baja se encuentra un pasaje al lado del Paraná, sobre el cual la gente camina por placer o hace ejercicio. Allí, se ubican amplios espacios con vegetación que se utilizan de manera informal para realizar deportes como fútbol, rugby y atletismo. Además, en este fragmento también se encuentran las playas de los clubes Estudiantes y Rowing, y el balneario municipal.

En la Costanera Media está el anfiteatro Héctor Santángelo, un escenario donde se desarrollan grandes puestas culturales. Fue inaugurado el 16 de diciembre de 1985, con la presencia del trío conformado por Lito Vitale, Bernardo Baraj y Lucho González. Posee una capacidad aproximada de 2.000 personas y es comúnmente utilizado para proyectar películas, presentar obras de teatros y concretar espectáculos musicales.

Por último, tenemos a la Costanera Alta.  Se trata fundamentalmente de un mirador al río, debido a que está situada en la cima de la superficie. Aquí, se encuentra  El Rosedal, un lugar de alta concurrencia y el más elegido por los lugareños. En sus senderos se reúne el arte con la naturaleza, dado que cuenta con varias esculturas. Algunas de ellas son la Venus Saliendo Del Baño, restaurada por Amanda Mayor, y la Columna del Libertador, creada por Osvaldo Rapetti.

Paisaje de unión

En cada fragmento del Parque Urquiza vamos a chocarnos con postales de puestas del sol inolvidables. Depende del momento del día en que se lo visite, se podrán observar diversos contextos. En este sentido, por las mañanas habrá un sinfín de runners que asisten antes de ir a trabajar. Luego, por las tardes estará invadido de familias disfrutando en reposeras y vendedores ofreciendo algodón de azúcar. Mientras que por las noches la juventud tomará protagonismo, reuniéndose con la música alta y aprovechando el aire fresco. No obstante, cada hora que marca el reloj siempre será un buen momento para ir a buscar un rato de encuentro.

 

Fecha de Publicación: 20/10/2020

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Un gran motivo para visitar Entre Ríos
Quinto Cuartel Un barrio vasco en Entre Ríos

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Argentinos por el mundo
Valentín Saal Salió a China y no volvió

Valentín Saal es un administrador de empresas mendocino que trabaja en China. Vía Instagram nos cont...

Argentinos por el mundo
El viaje de Pampa El viaje de Pampa

Belén, Roberto y Pampa, salieron a la ruta en una combi modelo 59. Te contamos su historia.

Argentinos por el mundo
Viajaros “La Tota por América”: una pareja riojana recorriendo el mundo

Acompañados por su perro caribeño, la pareja riojana sostiene que no son turistas ya que viven la ci...

Salud y Estética
Yoga Challenge - Tercera práctica ¿Te animás a la tercera clase del reto yogui?

Patrizia nos trae una clase más para que continuemos con el reto yogui, esta vez con una práctica un...

fm-barcelona

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades