Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El Parque San Martín y su naturaleza viva

Un espacio en las afueras de la ciudad de Paraná, donde el concepto de naturaleza cobra conciencia.

Una vez dentro, hay que olvidarse de las llamadas y los mensajes de WhatsApp. La escasez de señal telefónica es casi un hecho para tener en cuenta. Tal vez sea el primer indicio de que se estás a punto de iniciar un descanso de la rutina. Y es lo que la mayoría de sus visitantes buscan cuando lo eligen como destino de fin de semana o por el día. Sólo 20 minutos en automóvil lo separan de la capital entrerriana y al llegar, las postales de la naturaleza harán tuyo.

La Reserva Natural Provincial de Uso Múltiple Parque General San Martín y Parque Escolar-Rural “Enrique Berduc”, se ubican a 25 kilómetros de Paraná. Para su acceso, es necesario tomar la RN 18 y continuar por la RN 12. A la altura del kilómetro 23,5 (La Picada) hay un desvío señalizado que da ingreso a una calle asfaltada. Luego, se prosigue por un tramo de tierra que lleva hasta la garita de los guardaparques. Después de algunas recomendaciones, se abonará un módico precio del cual los menores de 12 años estarán exentos.

En el lugar podemos hallar una gran diversidad de aves, se pueden avistar más de 200 especies entre ellos el chiflón, tordo músico, carpintero del cardón, pepiteros, tacuaritas, zorzales por mencionar. Además, se observar diferentes tipos de mamíferos como el guazuncho, el zorro de monte, gato montés, hurón y los carpinchos.

Por su parte entre la flora autóctona encontramos algarrobos, quebrachos, ombúes y sauces. Del mismo modo se extienden las raíces ejemplares exóticos como acacias negras, ligustros y moras. Como Reserva se busca fomentar la conservación de las especies presentes y la educación ambiental, con total apertura al público. El lugar se encuentra habilitado durante todo el año, excepto el balneario, y cuenta con instalaciones para acampar o pasar el día.

Un obsequio a la comunidad

La Reserva es un predio que fue propiedad del filántropo Enrique Berduc. El hombre lo dejó en donación al Consejo General de Educación de Entre Ríos (CGE) al momento de morir en 1928. Sus deseos eran que se convirtiera en un área natural de conservación del monte típico de la zona. En sus palabras, estaba destinado a “a los escolares pobres de Paraná”.

En 1995, con la Ley Provincial de Áreas Protegidas se declaró Reserva de Usos Múltiples. Dicha categoría se mantiene actualmente, continuando con los objetivos educativos del lugar. En 2001, con la intervención del encargado Biólogo Alfredo J. Berduc, se conformó un plan que le confiere un encuadre organizativo. Entre las determinaciones, se creó un vivero de especies autóctonas con la finalidad de recuperar la vegetación de las áreas tratadas. Además, destina un área de 200 hectáreas al Parque Escolar-Rural “Enrique Berduc”. Allí se programan visitas guiadas con grupos de escuelas y existe una biblioteca con ayuda de la fundación Andalucía Solidaria.

Fuerza natural

Si se inicia una caminata a pie desde la zona del estacionamiento, llegaremos hasta el balneario. Con su arena limpia y blanca, el sol impacta invitándonos a respirar un aire más puro. Por las noches, la electricidad se restringe y las estrellas brindan un espectáculo visual memorable. De esta forma, innumerables lugareños visitan el lugar en busca de chapotear en el Arroyo Las Conchas y escuchar a los pájaros cantar. Este último, desemboca en el Río Paraná y puede ser recorrido en piragua o en Kayak. La naturaleza nos está invitando a recorrerlo y disfrutar de esa aventura. ¿La vas a desaprovechar?

 

 

Rating: 0/5.