Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Descubrí los 17 circuitos de la Ruta Natural Argentina

La Ruta Natural propone descubrir Argentina a partir de 17 grandes rutas territoriales y 7 circuitos temáticos.

El objetivo principal es invitar al viajero a descubrir la gran variedad de destinos, círculos, atractivos y experiencias asociadas al turismo de naturaleza que ofrece nuestro país y que lo convierte en un destino único en todo el mundo.

 

Algunos destinos consolidados y reconocidos internacionalmente como las Cataratas del Iguazú, el Glaciar Perito Moreno o la Península Valdés componen estas rutas. Argentina también ofrece muchos otros atractivos naturales por descubrir con paisajes, gran biodiversidad, parques nacionales y unas gafas naturales únicas que pueden hacer de cada viaje una experiencia inolvidable.

 

Estos recorridos nos proponen viajar por todo el país a través de una serie de rutas fantásticas y círculos de turismo de naturaleza, que celebran la identidad natural de cada región y que ayudan a organizar la oferta turística con herramientas claras y atractivas.

 

Busca entrelazar experiencias en la naturaleza con los atractivos culturales, históricos, de ocio o gastronómicos de cada región, enriqueciendo los viajes, promoviendo círculos, aumentando la duración de los viajeros y ayudando a crear opciones de desarrollo para diferentes territorios y comunidades del país.

Rutas Territoriales

Argentina tiene una gran variedad de paisajes y ecosistemas como selvas, bosques, desiertos, glaciares, montañas, humedales, praderas, ecosistemas marinos y polares que forman imponentes paisajes y son el telón de fondo de espectáculos naturales.

 

Te invitamos a descubrir estas maravillas en 17 grandes rutas territoriales que recorren todo el país y se organizan en base a la identidad natural, ecológica o geográfica de cada región.

Ruta de la Selva Misionera: Tiene dos maravillas naturales, la propia Selva Misionera elegida en 2019 y las Cataratas del Iguazú maravilla mundial, pero posee muchos otros recorridos y atrayentes, aunque menos populares, ideales para los viajeros interesados en vivir experiencias únicas en relación con la naturaleza.

Ruta del Delta (Buenos Aires, Entre Ríos y Santa Fe): Muy cerca de Buenos Aires, Rosario, San Pedro, San Nicolás, Zárate y otras grandes ciudades, el Delta del Paraná te invita a reconectarte con la naturaleza. Ideal para pasar el día, hacer una escapada o disfrutar de más días para realizar actividades y deportes acuáticos, descansar y visitar reservas naturales y parques nacionales como Ciervo de los Pantanos y Predelta.

Ruta del Iberá (Corrientes): Esta ruta instiga a revelar los increíbles Esteros del Iberá. Destino imperdible para el turismo de naturaleza, observación de fauna y descanso en ambientes naturales. Aquí encontrás el segundo humedal del planeta, ideal para experimentar encuentros cercanos con animales (ciervo de los pantanos, corzuela, yacaré, carpincho, mono carayá) y un gran número de aves. La experiencia se enaltece con la cultura, tradiciones y gastronomía locales.

 

Ruta de los Valles, Quebradas y Yungas (Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca): Una región de oposiciones, gran biodiversidad y patrimonio cultural ancestral. Una geografía que cambia al recorrer los kilómetros, donde se combina naturaleza, aventura, tradición y gastronomía. Vistas espectaculares, senderos, alojamientos de todo tipo, áreas naturales protegidas no tan conocidas pero listas para ser develadas, como los Parques Nacionales Los Cardones (Salta), Calilegua (Jujuy) y Aconquija (Tucumán), otros más agrestes como Baritú y El Rey (Salta), así como numerosas reservas que invitan a combinar trekking, cicloturismo, safaris fotográficos, turismo astronómico, turismo aventura, observación de aves y fauna en general con gastronomía, bodegas, cultura e historia.

Ruta del Gran Chaco (Chaco, Formosa, Santiago del Estero, Santa Fe, Tucuman y Salta): Aquí se logran vivir experiencias insuperables en la naturaleza subtropical del Gran Chaco, sobre todo para quienes busquen lugares agrestes, encuentros con avifauna silvestre. Los imperdibles de esta ruta son: Bañado La Estrella, Reserva Natural Formosa, PN Chaco, Parques Provinciales Loro Hablador, Pampa del Indio y Campo del Cielo (un lugar único para ver meteoritos cuenta con infraestructura y centro de interpretación), a futuro el PN El Impenetrable (Chaco) y PN Copo (Santiago del Estero), PN El Rey (Salta).

 

Ruta del Litoral y los Grandes Ríos (Entre Ríos, Corrientes, Formosa, Chaco y Santa Fe): Enmarcado por el Paraná, el Uruguay, el Gualeguay, el Paraguay y muchos otros ríos y arroyos, el litoral es uno de los importantes destinos de verano e invita a reposar en sus playas y bancos de arena, recrearse en sus balnearios, hacer deportes y actividades náuticas, recorrer el Parque Nacional El Palmar (Entre Ríos) o sus cuantiosas reservas naturales como Jaaukaingás (Santa Fe), Isla del Cerrito (Chaco) o Laguna Oca (Formosa) por nombrar solo tres, observar aves y fauna en general, hacer safaris fotográficos, hacer cicloturismo, turismo rural o simplemente acostarse en los brazos de Morfeo escuchando correr a los grandes ríos.

Ruta de la Puna (Salta, Jujuy y Catamarca): Una ruta para valerosos y aventureros, que demanda viajar acompañada de guías habilitados y también buen estado físico. Quien lo realice descubrirá algunos de los paisajes más espectaculares del planeta. Como el monumento Natural Laguna de los Pozuelos, las Salinas Grandes en Jujuy, formaciones inesperadas como el Cono de Arita, el Desierto del Diablo (Tólar Grande), Salares de Arizaro y Pocitos en Salta, y del Hombre Muerto, salar de Antofalla o el único Campo de Piedra Pómez del mundo en Catamarca.

 

Ruta de la Llanuras y la Costa Atlántica (Buenos Aires): Esta ruta enlaza los atractivos naturales de la región pampeana con la costa atlántica, que se integran con el turismo rural, el avistaje de aves, cabalgatas, pesca, y con la clásica oferta de sol y playa. Contiene circuitos y experiencias que van de las sierras bonaerenses, hasta los médanos y acantilados agrestes sobre el mar y las lagunas bonaerenses.

 

Ruta de la Patagonia Andina (Neuquén, Río Negro, Chubut): El bosque andino patagónico ofrece inmortales senderos para recorrer y nuevos lugares por revelar. Ríos y lagos turquesas, saltos de agua escondidos, picos nevadas y glaciares, constituyen parte del paisaje que protegen distintos Parques Nacionales, entre especies representativas como pehuenes, arrayanes y alerces milenarios. La ruta 40 articula recorridos que cruzan las tres provincias y al menos cinco Parques Nacionales. Posee una amplia oferta de alojamientos, desde campings públicos, Glamping, hosterías y resorts de lujo.

 

Ruta de los Desiertos y Volcanes (Neuquén, La Pampa, Mendoza, San Juan, La Rioja y Catamarca): Recorre unos de los paisajes más llamativos en formas, colores y relieves de nuestro país. Incluye Parques Nacionales, un patrimonio mundial y la emblemática Ruta 40, con escenarios solos concebidos por una creación divina. Entre los imperdibles de la ruta están el Parque Nacional Talampaya (La Rioja) y Parque Provincial Ischigualasto (San Juan - Patrimonio Mundial - UNESCO, con restos arqueológicos y paleontológicos).