Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Un destino que salva al bosque nativo

Un tesoro escondido en Río Ceballos nos espera para develarnos los misterios de la naturaleza. Bosque nativo, cascadas y armonía en un solo lugar.

Miles de rincones de nuestra Argentina nos esperan. Al momento de planificar viajes, nuestro país es el más difícil de recorrer. Porque cada lugar nos hechiza con su magia y una vez que lo visitamos, queremos volver. Además, nos cuesta planear las escapadas aventureras, porque todas las provincias atesoran bellezas únicas. Este destino es uno más de los tantos que nos generan esa indecisión al momento de elegir donde viajar. Un lugar representativo del bosque nativo. Un lugar especial, al que siempre vas a querer regresar.

Un rinconcito de la bella provincia de Córdoba que nos conecta con la naturaleza y nos desconecta de la rutina. Los Quebrachitos es una reserva especialmente diseñada para recibir a sus visitantes en un espacio 100% natural. Es el rincón preferido de Unquillo y se encuentra a sólo 8 km de la zona céntrica de la localidad. La Reserva Hídrica, Natural y Recreativa Los Quebrachitos es un destino imperdible. Dentro de este predio se abren diversos senderos que tienen como destino final paisajes que parecen salidos de cuentos de hadas.

Este parque cuenta con 5000 hectáreas plagadas de especies regionales, arroyos, senderos llamativos y bosque nativo. Este predio es el paraíso de los amantes de las aves, el lugar ideal para realizar avistajes. Son más de 60 especies las que revolotean en los cielos de Los Quebrachitos. Entre ellas, las águilas moras, los caranchos, los pájaros carpinteros y los jotes. La importancia y la belleza de esta Reserva radica en la protección y preservación del bosque nativo cordobés.  Para llegar a Los Quebrachitos en colectivo desde la Capital, hay que tomar un interurbano hasta la terminal de Unquillo y luego un transporte urbano para recorrer los ocho kilómetros que separan la reserva del área más poblada. Una vez allí, hay que hacer una caminata de unos 20 minutos para arribar a la entrada.

De un tiempo a esta parte, sin bosque quedaste

Los bosques nativos cordobeses sufrieron una devastación en los últimos años. Hace un siglo, ocupaban más del 70% del territorio. Sin embargo, hoy no alcanzan a cubrir el 10% y, de ellas, sólo un tercio corresponde a bosques en condiciones similares a las originales. Esta realidad implica una crisis a nivel regional. Una crisis ambiental y social que se traduce en inundaciones, incendios, sobrepoblación, plagas y más. La naturaleza se defiende de su mayor depredador: el ser humano. La degradación de los espacios boscosos regionales es uno de los principales factores para el cambio climático y para la degradación de los ecosistemas. Miles de animales comienzan a estar en peligro de extinción ya que su hábitat natural se ve destruido. Por eso, las reservas se vuelven pulmones indispensables.

En el territorio de Los Quebrachitos se hacen presentes algarrobos, quebrachos blancos, molles, cocos, acacias y moras. Árboles que tardan siglos en crecer y pocos minutos en talarse. Especies de flora nativa que son invaluables para el bienestar de la población y para el medio ambiente en general. Además, en este inmenso predio que nos regala paisajes increíbles, se encuentra fauna autóctona. Animales del monte cordobés, que siguen resistiendo como pumas, zorros y roedores.

Visitar este tipo de Reservas, no sólo nos llena de satisfacción y nos regala una nueva experiencia. Se vuelve un paseo indispensable para la concientización sobre nuestras problemáticas ambientales. Además, lo que es un paseo de relax se vuelve una visita didáctica para toda la familia. Donde, en grupo, se aprenden tips para cuidar el medio ambiente. El turismo ecológico es cada vez más necesario. Las visitas responsables y el respeto hacia la biodiversidad son la clave para cuidar nuestro planeta.

Postal imperdible

Los Quebrachitos nos espera para crecer como argentinos y formarnos en materia ambiental. En un entorno de verde monte y frescos cursos de agua aprendemos y conectamos con la madre tierra. Los arroyos Cabana y las Ensenadas se hacen presentes para mostrarnos lo magnífico del agua. La Cascada de Los Chorrillos nos espera con su profunda olla, para sumergirnos en una nueva aventura. El silbido de los pájaros, el fluir de los arroyos y el crujir de las ramas de árboles nativos nos develan sus secretos. La combinación de colores teñidas con el calor del cielo, nos preparan el escenario perfecto para sesiones de fotos interminables. Bellezas admirables que solo se conservan en lugares cuidados como éste.  Una perlita más del hermoso departamento de Colón, Córdoba.

Rating: 0/5.