Ser Argentino. Todo sobre Argentina

3 postas de arte y memoria en Córdoba

La provincia de Córdoba es el corazón del país y late cada vez más fuerte por la historia de cada uno de los artistas que la eligió como musa inspiradora. Te contamos todo sobre 3 parajes repletos de arte y memoria.

Toda la provincia de Córdoba está plagada de anécdotas y memorias de artistas que la eligieron como atelier. Las sierras, con sus aires puros, sus paisajes pintorescos y su magia única, enamoraron a escritores, pintores y personalidades históricas. De sus pasos -breves o largos- por las tierras cordobesas, quedaron casas, museos y espacios que se pueden visitar para descubrir la vida y obra de personajes icónicos a nivel mundial, nacional y provincial. Estos son tres parajes de personalidades importantes, que podés visitar libremente.

Unquillo: el atelier de Eugenio Rivolta 

Eugenio Rivolta nació en Córdoba en 1907 y falleció en Unquillo, provincia de Córdoba en 1985. Solo abandonó sus tierras natales para seguir alimentando su espíritu creador y contagiarse de ideas revolucionarias. De hecho, estudió con el pintor italiano Antonio Torchio, ex profesor de la Real Academia de Bellas Artes de Turín. En 1927 se instaló en Buenos Aires para estudiar Dibujo y Pintura Artística en la Escuela Industrial

Sus primeras exposiciones le dieron el impulso y el reconocimiento merecido en el mundo del arte. Con sus pinceladas impresionistas logró plasmar paisajes increíbles que fueron admirados a lo largo y ancho de todo el país. Sin embargo, a pesar de viajar y trabajar arduamente en diversos territorios, eligió construir su casa en Unquillo, allá por los años 20. Allí sería su rincón creativo, su lugar en el mundo.

Hoy, este espacio es la Casa Museo y Centro Cultural Rivolta. En este lugar se puede ver parte de su obra, los elementos utilizados por el artista para realizar sus pinturas, y mucho más, inmerso en un entorno de naturaleza viva y deslumbrante. Este centro cultural está abierto a todo público de lunes a viernes, de 14 a 20 y de jueves a sábados, de 9 a 12.

La Cumbre: el museo de Miguel Ocampo

El artista plástico argentino Miguel Ocampo vivió desde 1978 a 2015 y tuvo una vida llena de aportes e influencias en la historia del arte de nuestro país. Este reconocido diplomático se desempeñó como arquitecto y pintor, y en los años 80 decidió crear un anexo a su atelier abierto a la comunidad.

Ocampo inauguró su sala y museo en el año 2007, con el propósito de preservar y exhibir su obra, además de generar un punto de encuentro para aficionados en un rincón tan especial como La Cumbre. El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Sebastián Martínez Villada, con inspiraciones internacionales. 

El edificio cuenta con una sala principal y otra menor, depósitos de cuadros, hall de acceso, secretaría, sanitarios, office y sala de máquinas. Además, el jardín del museo está estratégicamente diseñado para cautivar a sus visitantes, ya que se trata del espacio que inspiró al pintor durante años. La sala abre al público en general de viernes a domingos de 11 a 13.30 y de 18 a 20.30.

 

 

Cruz Chica: el Paraíso de Manuel Mujica Lainez

En Cruz Chica, un paraje casi pegado a La Cumbre, se estableció Manuel Bernabé Mujica Lainez. Su paso por este pueblo, le revivió el color y le despertó la memoria a este sector de las sierras de Córdoba. Este escritor, crítico de arte y periodista argentino no solo fue conocido por su obra, sino también por su simpatía. En el ambiente literario porteño, era conocido con el sobrenombre “Manucho”, y hasta el día de hoy así se lo recuerda. 

 

 

Manucho eligió Cruz Chica para construir su paraíso. Allí pasó los últimos 15 años de su vida junto a su familia. La casona que utilizó como vivienda e inspiración fue construida entre 1910 y 1920. Hoy, sus paredes hablan con la voz del escritor, que dice:

“Aquí está objetivamente, todo lo que soy, quien recorra este sitio se asoma a mi corazón y a mi memoria

Este espacio nos revela la intimidad de este personaje, algunos recuerdos de sus viajes, dibujos y manuscritos. Además de objetos que reviven su paso por este mundo como su monóculo, bastones y algún sombrero. Y los dos objetos que develan la profundidad del ser de cada escritor: su máquina de escribir y su biblioteca. La biblioteca, integrada al antiguo jardín de invierno, custodia cerca de 12.000 libros.  

Estas tres postas literarias, llenas de historia y memoria, te esperan en la provincia de Córdoba.

 

Imágenes: Voy de Viaje / Fundacion Mujica Lainez

Rating: 0/5.