Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Reinterpretando la tradición armenia

En el barrio de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, se puede viajar a Armenia con solo subir unas escaleras

Armenia es un país mítico que sorprende a los visitantes a primera vista, combinando armoniosamente pasado y presente. Tiene una rica historia de leyendas y mitos como el del Arca de Noé en el Monte Ararat. Los armenios, uno de los pueblos más antiguos del mundo, tienen una cultura original y rica que se ha desarrollado a lo largo de los siglos. Han logrado preservar su historia única y salvaguardar sus tradiciones ancestrales mientras las integran en la forma de vida moderna.

Por lo tanto, al referirnos a la cocina armenia de estos tiempos, podríamos decir que tiene en si dos "culturas" vinculadas a la distribución geográfica del pueblo armenio. Por un lado, está la cocina de la actual República de Armenia. Por el otro se encuentra la que se generó tras la diáspora armenia en Europa, América y Oriente Medio luego del genocidio cometido por el Estado turco de 1915 a 1917.

A pesar de que las dos culturas habitan relativamente geografías diferentes, su cocina posee fundamentos comunes, y por sobre todas las cosas su identidad. Una identidad que se basa en la riqueza de los productos de temporada. En la excelencia de las hierbas aromáticas frescas colocadas en cada plato (cebollines, perejil, eneldo, menta), las nueces y las especies orientales que perfuman los platos, esos quesos frescos que se extienden en el pan tradicional armenio (un pan no leudado).

Comer puede traer felicidad: si no es para vos, es para tu estómago. En el Restaurant Armenia, todos - vegetarianos y omnívoros - encontrarán platos que satisfagan sus necesidades. Con el espíritu de su pueblo, aquí la comida está hecha con amor, lo que hace que los platos tradicionales armenios sean aún más sabrosos.