Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Los Monumentos del Parque Lezama

El Parque Lezama, en la Ciudad de Buenos Aires: te contamos su historia y la de sus monumentos.

Si bien, por el catastro de la Ciudad, el Parque Lezama se encuentra en el barrio de San Telmo, Otros dos barrios más acarician sus veredas ellos son La Boca y Barracas. En una de las pocas barrancas naturales libres de cemento o edificios se muestra orgulloso porque allí, según lo indican muchos historiadores Pedro de Mendoza, en 1536 durante la fiesta religiosa de la Epifanía, desembarcó erigiendo el “Puerto de Nuestra Señora Santa María del Buen Ayre”.

La zona se conoció con varios nombres "El Bajo de la Residencia", "La punta de Doña Catalina” y la "Barranca de Marcó".  En el lugar también se asentaron pequeñas industrias como el primer horno de ladrillos, el primer molino de viento como así también los depósitos para almacenar mercaderías y, la barraca de la "Real Compañía de Filipinas", donde descendían los esclavos antes de llevarlos a la zona de El Retiro.

Con el correr de los años toda la zona se fue convirtiendo en un lugar donde la aristocracia porteña edificaba quintas para pasar las vacaciones. Recordemos que el rio llegaba cerca de lo que hoy es Paseo Colón. El predio propiamente dicho del Parque Lezama es comprado por primera vez por el Alférez Real Ventura Marcó del Pont (de ahí el nombre de la Barranca de Marcó), luego por Manuel Gallego y Valcárcel, antiguo secretario del Virreinato. Al fallecer en 1808 va a remate y adquiere el lote y la casaquinta de 32 habitaciones el escoses Daniel McKinley.