Ser Argentino. Todo sobre Argentina

El claustro de los Recoletos

En el Barrio de la Recoleta se encuentra este museo que muestra parte del arte colonial religioso.

Los frailes Recoletos construían sus conventos en zonas apartadas, ya que se dedicaban a la oración. Las obras de Nuestra Señora del Pilar comienzan 1715 y en 1718 estaba terminado el primer claustro. En 1721 se terminó el segundo claustro. Cuatro años después se termina la iglesia. Es la más antigua de nuestra ciudad conservada en su estilo original barroco. San Ignacio, que es anterior, sólo conserva de su construcción una torre y la fachada.

Los Claustros, tienen la virtud de no haber sido refaccionados desde su creación, por eso llegan a nosotros con su rico contenido intacto. Son un patrimonio histórico. Son la clara posibilidad de generar un espacio de reflexión y de encuentro.

Los claustros recoletos, su apertura al público

Fueron abiertos al público en el año 1997, como museo de arte en tres niveles.  Allí podemos deleitarnos e imaginar otras épocas e historias. Disfrutar, por ejemplo, el óleo de la Virgen María con el Niño en brazos del siglo XIV procedente de Florencia (Italia).

También una talla vestida de la Virgen María del siglo XVIII procedente de Andalucía, Huelva, España. Pinturas, colecciones de plata antigua, libros de bautismos, casamientos, entierros.

Imágenes como las de la Inmaculada Concepción del siglo XVIII procedente de España. La de Nuestra Señora del Carmen hallada flotando en las aguas del Río Paraná a la altura de la Provincia de Corrientes y donada por Jorge Caballero en nombre de sus descendientes.

También las llaves originales de los frailes franciscanos recoletos, vestimentas que se usaban en las celebraciones de la época. La foto que ilustra la nota es un libro del siglo XVIII de cantos gregorianos. El mismo presenta una cubierta de madera con cuero y bronce, y 249 páginas de pergamino con el título Antiphonarium de Sanctis. En los mismos se pueden apreciar distintas obras del siglo XIV al XIX.