Ser Argentino. Todo sobre Argentina

4 parques que no te podés perder en Palermo

Palermo es el barrio más grande de la Ciudad de Buenos Aires. Sus parques se destacan e invitan a la vida al aire libre. Te dejamos 4 alternativas.

El barrio de Palermo, en la Ciudad de Buenos Aires, ofrece múltiples actividades para todos los gustos. Pero, cuando los días comienzan a estar lindos, sus parques se llevan toda la atención. Hoy queremos dejarte 4 alternativas para disfrutar al aire libre, recomendadas por el Gobierno de la Ciudad.

Jardín Japonés

 

Rodeado por los Bosques de Palermo, el Jardín Japonés es un rincón de Buenos Aires que enamora a quien lo visite. Construido en 1967 en ocasión de la visita del emperador de Japón Akihito y su esposa Michiko, se trata del jardín de estilo japonés más grande fuera del país nipón. Caminar entornado por bonsais, azaleas, kokedamas, orquídeas y faroles de cemento es un placer inolvidable. Tiene también un Chashitsu (casa de té): un espacio construido especialmente para llevar a cabo la tradicional ceremonia del té japonesa. Ornamentado con elementos tradicionales, cuyo interior fue importado desde Japón, algunos de sus componentes datan de hasta más de cien años de antigüedad. Una sala de arte y un restaurante completan la visita.

Parque Tres de Febrero

 

También conocido como "los Bosques de Palermo", este parque es el preferido de los turistas y vecinos de la ciudad. Con su lago, su anfiteatro y el Rosedal, el parque Tres de Febrero es uno de los espacios verdes más conocidos de la ciudad. Ideal para pasear y descansar, tomar mate mirando al lago y hacer ejercicio, este oasis en medio de la metrópoli es el favorito de los turistas que visitan la capital argentina.

En el parque se encuentran dos lagos artificiales que pueden recorrerse en bote o en bicicletas de agua. Se calcula que los bosques cuentan con más de una decena de miles de árboles, muchos de los cuales son tipas, eucaliptos, talas y ombúes.

Rosedal de Palermo