Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Una cerveza negra especial en Esquel

En Esquel podés probar una cerveza negra especial, es con frambuesas y, además, transmite una aromas y sabores únicos

La producción de cerveza artesanal es una de las gemas gastronómicas predilectas para quienes arriban por Esquel. Los emprendedores abocados a la materia conjugan innovación tecnológica con la diversidad natural que brinda la región para concluir en elogiadas propuestas. A pocos metros de la Avenida Ameghino de Esquel, Heiskel fabrica, entre otras variedades, su celebrada cerveza negra con frambuesa. Se trata de una Brown Ale, una variedad intermedia entre la Stout y la Porter, a la que se le incorpora la fruta, tanto en la maceración como en el hervido; logrando una bebida de baja graduación de alcohol con singular acidez, sabor y aroma.

Esta receta cuenta con frutas provenientes de campos ubicados entre El Hoyo y El Bolsón, en el límite de las provincias de Río Negro y Chubut. Ese microclima es muy bueno, tanto para la plantación de lúpulos como para la frambuesa y toda la fruta fina. En esa zona, cobijada por la Cordillera de los Andes, hay muy poco viento, suficiente calor y cierta humedad que determinan cosechas de calidad.

Heiskel fabrica la cerveza negra con frambuesas dos veces el año, condicionado por la estacionalidad de la fruta. Durante el verano se realiza junto con la cosecha. Por su parte en invierno la realizan con la fruta congelada que dejaron particularmente acondicionada.