Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Ty Gwyn, una parada obligada en Gaiman

El servicio de té galés en Ty Gwyn es algo que ningún turista debe perderse.

Hablar de Gaiman, en la provincia de Chubut, es hablar de las tradiciones galesas vivas, tras el desembarco de los colonos de ese país el 28 de julio de 1865 en las costas de lo que hoy conocemos como Puerto Madryn.  Y un lugar para dar cuenta de cómo la cultura del país europeo sigue vigente es la casa de té Ty Gwyn.

Ubicada a metros del río Chubut, frente al parque de juegos que tiene el histórico y reconocido tobogán con forma de robot, Ty Gwyn -que en galés significa Casa Blanca- nos ofrece un cálido lugar con un excelente servicio -con rigurosos protocolos en el marco de la pandemia, pero con una gran atención-.

El servicio de té cuesta 1200 pesos por persona, aunque también existe la posibilidad de solicitar un servicio para dos personas que, deberá repartirse entre ambos comensales que igualmente quedarán satisfechos.

La premisa de las casas de té gales es no almorzar para poder disfrutar de cada una de las exquisiteces que sirven y, de acuerdo con el estómago de quien disfrutó de las tortas y panes, puede que no necesite cenar a la noche. Obviamente, todos somos distintos y puede que alguien necesite al menos picar algo, pero en verdad, lo que se ofrece en la mesa de Ty Gwyn es más que abundante.

¿Y qué es lo que se come?

Para acompañar el té, cuya tetera es renovada con la infusión caliente periódicamente, hay de todo... y todo rico.

A la tradicional torta galesa, se suman dos tipos de pan casero con manteca y scons dulces, también con manteca (ah, ¡y la manteca es casera también!) a los que se le puede agregar los dulces que componen la mesa del servicio, como citrón o damasco. Para quien no conoce, el citrón un fruto de carne blanca con semillas ricas en pectina de color amarronado que no es comestible fresco.

Volviendo a lo que contienen los platos, en el plano de lo salado encontramos sándwich de miga, y para los amantes de lo dulce, la increíble variedad de tortas y tartas: torta de chocolate y las tartas de manzana, de coco y dulce de leche, de frambuesa, y mención especial para la imperdible tarta de crema.

Mientras uno disfruta de las exquisiteces, escucha música galesa y puede disfrutar la ambientación del lugar, que es una referencia ineludible para todo aquel turista que visite Gaiman.

Una vez degustado todo, y después de una buena cantidad de tazas de té, si sobró algo, los comensales pueden optar por llevarse lo que haya quedado, para la merienda o el desayuno del otro día, y también puede comprar recuerdos regionales. Quien escribe se animaría a decir que no debe haber persona que no quiera llevarse lo que no se comió para degustarlo en otro momento, pero recientemente fue testigo de un turista que rechazó la oferta… inentendible.

Un lugar con historia y visitantes ilustres

Ty Gwyn abrió sus puertas el 9 de junio de 1974, cuando Boby Sánchez y Elenita Naso concretaron el sueño de ofrecer un lugar turístico que permitiera mantener vivas las tradiciones galesas y mostrarle al mundo la cultura del lugar.

Desde ese momento, la casa de té ubicada en el centro de Gaiman ha recibido a miles de turistas y distintas personalidades engalanaron con su visita a este tradicional emprendimiento del primer municipio chubutense.

Desde Lali Espósito al ex presidente Mauricio Macri o desde Karina Rabolini al actor Luis Brandoni, han disfrutado del sabor de los productos realizados en la cocina de Ty Gwyn.

A pocos años de cumplir medio siglo de vida, este lugar situado en la esquina de 9 de Julio e Yrigoyen en el pintoresco pueblo chubutense, es una cita casi obligada.

 

 

Rating: 0/5.