Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Los sabores de Chaco

El Secreto de la Argentina también sorprende con su gastronomía, podrás degustar desde chorizos de pescado a flan de algarroba, enterate de todo.

Para disfrutar del turismo gastronómico en el Chaco hay creadas tres regiones bien diferenciadas de acuerdo con varios factores. Estos tres polos son: el río o litoral, que es la parte cercana al Paraná. Aquí se entremezclan las tradiciones criollo-guaraníticas con las de los inmigrantes españoles e italianos. El otro corresponde a la llamada granja o zona central también con presencia de las culturas europeas sumado a los nativos mocovíes. Y por último la parte del monte Impenetrable, con alemanes del Volga, criollos quichuísticos y nativos wichis y qom.

 

Cada una de esas zonas, o polos, por el bagaje cultural de sus habitantes posee unos platos y productos únicos, algunos de los cuales surgen con una originalidad pocas veces vista en lo referido a las comidas regionales.

 

En la zona del litoral la mayor parte de los productos alimenticios que caracterizan la región son especies silvestres propias del ambiente ribereño. Es decir, todo lo que es pescado y, por la influencia de los guaraníes, hay muchas comidas en base a harina de maíz. Son platos bastante parecidos a los de la comida paraguaya.

Entre ellos sorprende el chorizo de pescado, al fruto del rio además de especies se le agrega grasa de cerdo. Otro clásico es el kibebe de zapallo. La calabaza se raya o se corta en cubitos pequeños y se cocina con cebolla, morrones, mucho queso, especies y leche hasta que quede una especie de pure. El origen de este plato es la inmigración correntina que cruzó el Paraná para el lado chaqueño.

 

En cuanto a la zona central, donde se instaló gran parte de la inmigración europea, abundan las granjas con gran producción de vegetales, y destaca por su exquisita pastelería de alemanes del Volga. Aquí hay muchos platos a base de cabritos y con distintos tipos de harinas.

 

Por su parte el polo del Impenetrable, se puede decir que es una síntesis de la identitaria del territorio, donde existen platos en los que se utilizan, en buen grado, especies de la flora y fauna silvestres. A estas se sumaron los cultivos de poroto, la batata y el maíz. En cuanto a la ganadería se crían cabritos, con los que se hacen chorizos, de cerdo y cordero. Uno de los productos que no se deben dejar de probar si se está en esta región son la empanadas de vizcacha que, como la salteña, lleva papa y de postre el flan de harina de algarroba. Esta harina es un producto estrella por las propiedades que posee y, a diferencia de la harina de maíz o trigo, no engorda.

 

Si queres tener las recetas hacé clic aqui

Rating: 0/5.