Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Trekking con llamas en Catamarca

Las Mojarras nos propone una experiencia única con la naturaleza y relacionada con la fauna: el trekking con llamas. ¿Te animás?

En el extremo sur de los Valles Calchaquíes, donde Catamarca se abraza con Salta y con Tucumán, se encuentra Las Mojarras. Es un pintoresco pueblito de mil habitantes, rodeado por postales naturales y un gran patrimonio arqueológico como Cerro Pintado. Allí podremos disfrutar de un trekking con llamas.

La comunidad, ubicada sobre la ruta 40, recibe regularmente a cientos de turistas que quieren ascender a ese cerro de una forma muy particular: a través de una caminata con llamas. Los animales son criados de forma cuidada en una pequeña finca por una familia que convive con ellos desde hace más de 15 años. El trekking demanda unas tres horas de excursión (ida y vuelta) y conmueve a los turistas que se animan a compartir la experiencia con esta especie. La actividad se realiza con pocas personas, y siempre bajo condiciones vinculadas con el bienestar de la llama.

Entre cardones

El recorrido arranca a la tardecita. A 200 metros de la finca y a unos 50 de la ruta 40 se encuentra el acceso a Cerro Pintado, de unos 60 metros de altura.

Antes de partir, los visitantes comparten una charla explicativa sobre el trekking con llamas, y pueden tocarlas para empezar a generar confianza. Entre otros detalles, se indica que están acostumbradas a caminar al lado derecho de la gente y que, si alguien se les para enfrente, dejan de avanzar.

En el ingreso al Cerro Pintado hay una apacheta, un montículo de piedras colocadas en forma cónica, una sobre otra. Se trata de una ofrenda de los pueblos indígenas de los Andes a la Pachamama, en cuestas difíciles de los caminos. En este lugar se invita a los turistas a sumar una piedra, como una forma de brindarse al cerro con respeto.

Por la ruta del adobe

Siempre con la llama caminando a la derecha, conducida con una soga y con las alforjas sobre su lomo, se atraviesa un camino con trabadas curvas en ascenso, entre cardones, hasta llegar al Mirador de la Virgen, desde donde se aprecia el río Santa María, los cultivos y la ciudad.

Datos útiles

Si bien el ascenso al cerro no es exigido, tiene su inclinación, y el calor de la región se hace sentir. Por eso se recomienda llevar agua en las alforjas. Para poder realizar el trekking con llamas debemos llegar al lugar de la actividad. Las Mojarras está a siete kilómetros de Santa María de Yokavil, ciudad cabecera del departamento del mismo nombre, que cuenta con diversidad de alojamientos y propuestas gastronómicas.

Fuente: Voy de Viaje

Rating: 0/5.