Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Qué pasa cuando hacés esta escapada por Buenos Aires

La provincia de Buenos Aires ofrece una alternativa de dos días donde se mezclan costumbre con arquitectura.

La historia, la arquitectura y las costumbres gauchas, patrimonio de la provincia de Buenos Aires invitan a recorridos con degustaciones de platos criollos, paseos por estancias y cabalgatas por el campo a pocos kilómetros de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Día 1: CABA - Luján - Mercedes

Luján, a 65 kilómetros de la Capital Argentina sobre la Autopista RN 7, te invita a visitar el emblemático Santuario de Nuestra Señora de Lujan, la Patrona de la Argentina, el museo Enrique Udaondo, que consta de exposiciones tradicionales, y la Reserva Natural Municipal Quinta de Cigordia.

El recorrido se complementa con una visita a Mercedes, a la que se llega por la autovía Luján-Bragado. Allí, la Catedral Nuestra Señora de las Mercedes destaca por su singular belleza junto a las exposiciones imperdibles que ofrece el Museo Municipal, las tradiciones gastronómicas de la Pulpería y Almacén de Ramos Generales de Cacho Di Catarina, los platos típicos para degustar en las antiguas bodegas Tomás Jofré, una de los pueblos más pintorescos del distrito y opciones al aire libre como paseos a caballo, en Sulky y las tradicionales ferias artesanales. Por la noche también podrá descansar en una de los hoteles ubicado en este destino turístico.

Día 2: Mercedes - San Andrés de Giles - Carmen de Areco - CABA

Desde Mercedes, por la RP 41, se llega a San Andrés de Giles. Su capital es pequeña y te invita a dar un agradable paseo para descubrir sus rincones e historias.

El principal atractivo del destino es la Villa Turística Azcuénaga, que con sus calles de tierra y casas estilo italiano de principios del siglo XX ofrece los mejores menús campestres en restaurantes decorados con objetos antiguos.

Por la tarde, por la autovía Luján-Junín, se puede llegar a Carmen de Areco donde se puede disfrutar del balneario comunitario sobre el río Areco. Para quienes conocen la historia de la Torre del Silencio, construida en el cementerio municipal en 1942, esta visita es obligada porque todo está vinculado a la Segunda Guerra Mundial.

El circuito finaliza en el Pueblo Turístico de Gouin, un pintoresco poblado habitado por 130 personas donde se pueden degustar unos típicos pastelitos bonaerenses.

Luego, por Autopista RN 7, se regresó y en dos horas se arriba a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Fuente Prensa TPBA

Rating: 3.50/5.