Ser Argentino. Todo sobre Argentina

¿Por qué una escapada a Ranchos vale la pena?

A poco más de 100 kilómetros de Capital Federal se encuentra Ranchos, un poblado con más de 2 siglos de historia, que invita a disfrutar de sus atractivos.

La localidad de Ranchos se ubica en las intersección de las rutas provinciales 20 y 29, al noroeste de la provincia de Buenos Aires. Te contamos sobre cinco lugares que no te podes perder, de esa ciudad.

La estancia de “Negrete” 

Se trata de uno de los establecimientos más antiguos del país; fundado en el año 1779, constituye un fiel exponente de la arquitectura rural originaria. Por el lugar pasaron desde Juan Manuel de Rosas y al príncipe de Gales, antes de ser coronado como rey Jorge de Inglaterra. Llegaban cautivados por las comodidades de la estancia, la producción ovina y por haber sido el escenario del primer partido de polo que se jugó en nuestro país, en 1875. La edificación está enmarcada en el típico paisaje de llanura y allí se encuentra fauna de las más diversas especies.  

Fortín de Ranchos 

El fuerte “Nuestra Señora del Pilar de los Ranchos” fue construido en 1781. El “Fuerte de Ranchos” fue un puesto fortificado que integró la línea de defensa establecida para la protección de los defensa de los poblados establecidos en la frontera sur ordenada por las autoridades del Virreinato del Rio de la Plata. Su establecimiento, con el tiempo dio nacimiento a la actual localidad de Ranchos. La política de freno a los araucanos propuesta por el Virrey dio necesidad de construir un fuerte en la laguna del Taqueño ya que por allí entraban los originarios para atacar Monte y Chascomús. Su nombre deriva de la cantidad de ranchos abandonados que existía en el lugar. 

 

Museo Histórico “Marta Inés Martínez”