Skip to main content

Por qué tenés que conocer Tigre

Muy cerquita de Buenos Aires existe un mundo distinto, en el que los autos se convierten en lanchas y el tiempo tiene otro ritmo. ¿Conocés Tigre?
Buenos Aires
tigre
| 27 noviembre, 2019 |

Vivir con el agua como parte de nuestro paisaje cotidiano no es algo a lo que estemos acostumbrados los que vivimos en grandes ciudades. Al menos, no a vivir literalmente rodeados de agua. Sin embargo, muy cerca de la Ciudad de Buenos Aires existe un lugar donde los autos se convierten en lanchas y el tiempo tiene otro ritmo: Tigre. No es que no haya autos allí, no es eso. Pero, si te aventurás a las islas del Delta, ahí sí: todo pasa por el agua. Los colectivos, los taxis, el supermercado. Todo.

Por ese y por muchos otros motivos, Tigre es un lugar imprescindible para locales y extranjeros. Te contamos algunos lugares que no podés dejar de visitar:

1. El Puerto de Frutos

Su nombre remite a su uso anterior: hasta mediados del siglo XX, allí desembarcaba la producción frutal del Delta del Paraná, que luego se comercializaba en la ciudad de Buenos Aires. Hoy, sin embargo, es un mercado al aire libre donde se pueden encontrar muebles, adornos y artículos para el hogar, accesorios fabricados en caña y mimbre, productos de talabartería, dulces caseros, flores y una gran variedad de frutas locales. Es un lindo paseo que puede terminar comiendo algo o –por qué no– realizando alguna excursión por el Delta.

2. Paseo Victorica y Museo de Arte de Tigre

Uno de los circuitos más pintorescos es el Paseo Victorica, con sus calles sinuosas que bordean el río. Es ideal para pasear tranquilos, disfrutar de la sombra de los árboles, observar las fachadas de las antiguas casonas y parar a comer algo. Para finalizar, el Museo de Arte Tigre: con su majestuosa construcción, es una magnífica pieza de la belle époque argentina. Allí podrás conocer la colección estable de arte figurativo argentino, que abarca desde fines del siglo XIX hasta mediados del XX.  

3. El Delta del Paraná

El Delta del Paraná es el quinto mayor del mundo y el único que desemboca en un curso de agua dulce. En la Estación Fluvial podés subirte a una lancha colectiva o a un catamarán turístico, que te llevarán por sus ríos. Es impactante descubrir un estilo de vida tan diferente, en el que la naturaleza y el agua son protagonistas.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X