Ser Argentino. Todo sobre Argentina

Mar y Paz

Te presentamos opciones para estas vacaciones de verano en playas donde lo agreste es parte del atractivo.

Existen en la provincia de Buenos Aires lugares para los amantes del mar y el sosiego, balnearios con arena de oro y mar inmenso. Donde el bullicio del gentío tarda en llegar a los oídos de uno. Lugares donde la queja es solo de las olas que resuenan en la orilla con sus espaldas cargadas de espuma. Lugares donde se puede caminar por el borde de la playa y leer lo que una orla de crustáceos y algas dejan cuando se retira la ola. Si es eso lo que buscas para tus próximas vacaciones de verano descubrí estas playas agrestes.

Balneario San Cayetano

Este balneario esta al sur de Necochea desde el cruce de la RN 228 y la RP 72, se accede fácilmente a través de un camino de ripio entre dunas y cuerpos de agua bordeado por una frondosa vegetación que, mientras contiene las dunas, enmarca la belleza con la que la naturaleza nos regala su belleza.

Este atractivo lugar ofrece el confort necesario para disfrutar de unas vacaciones en contacto directo con la naturaleza: campings equipados con todas las comodidades (luz, agua, aseos, parrillas, comedores, restaurantes). No más de 100 propiedades forman el balneario de San Cayetano con una construcción muy moderna y una excelente plantación de árboles y plantas en las calles y espacios abiertos. Las playas son amplias y son un gran atractivo para los turistas que las visitan, sobre todo por su tranquilidad para las vacaciones familiares.

Claromecó, Reta y Orense

Amplias y óptimas para la pesca, las playas del partido de Tres Arroyos son paraísos agrestes de médanos que se encadenan entre los verdes del bosque. Aquí el sol se demora en su ida más que en otras costas, la sombra se tarda en llegar y los veraneantes pueden extender su permanencia frente al mar para apreciar el atardecer. A los tres se accede desde Necochea o Bahía Blanca por la RP 72 al sur o norte respectivamente.

Balneario Marisol

Es una villa tranquila, pequeña e ideal para alejarse de los problemas cotidianos, tan cerca del río Quequén Salado como del mar. La desembocadura de ese rio hace que se unan sus aguas dulces y con las del mar, creando un hábitat propicio para la pesca variada.

Forma parte del partido de Coronel Dorrego, nace como alternativa por el avance de las dunas sobre el balneario Oriente. Es un lugar recomendado para acampar, practicar deportes náuticos o de aventura, como senderismo, mountain bike y 4x4. Un dato importante es que el balneario cuenta con todos los servicios básicos para recibirlo. Otro dato impactante que se da poco en la costa bonaerense es la posibilidad de contemplar el nacimiento y muerte del sol sobre el mar.

Pehuen-Có

Villa turística ubicada en el partido de Coronel Rosales, muy cerca de Bahía Blanca; cuenta con un balneario rodeado de vegetación. Su nombre proviene del mapuche “pehuén” que significa araucaria y “có” en referencia al mar. El bosque junto al mar es guardián de huellas de megafauna extinta hace 12.000 años y fósiles alguna vez descubiertos por Darwin.

Fuente: Prensa Turismo PBA

Rating: 5.00/5.