Skip to main content

5 pueblos de Buenos Aires que tenés que conocer

Escaparse un poco de la ciudad siempre es una buena decisión. Si no sabés adónde ir, te invitamos a que conozcas estos pueblos de Buenos Aires.
Buenos Aires
| 03 febrero, 2020 |

A veces solo hay que moverse un poco para descubrir algo nuevo. Solo un poco. Si vivís en Capital Federal o el Gran Buenos Aires, tenés la posibilidad de descubrir una gran cantidad de pueblos que quedan a pocos kilómetros, en los que se pueden vivir experiencias muy distintas. ¿Estás listo? Te contamos algunas opciones.

San Antonio de Areco

Es, quizás, el más “famoso” de los pueblos de Buenos Aires, en especial porque está muy ligado a nuestra tradición. En noviembre se realiza allí la Fiesta de la Tradición, que es la celebración de cultura gauchesca más importante del país. A 120 km de Buenos Aires, es un pueblo que invita a perderse por sus calles y a pasear por sus plazas, museos y, por qué no, conocer sus locales de venta de platería.

Carlos Keen

A solo 90 km de la Capital, este lugar explotó hace algunos años por su gran oferta gastronómica. Además, desde el 2007 está considerado como un bien de interés histórico nacional. Un destino ideal para pasar una linda jornada.

Uribelarrea

Uribelarrea

Uribelarrea queda a medio camino entre Cañuelas y Lobos, y a 90 km de Capital Federal. Es uno de los pueblos más lindos de Buenos Aires, con sus calles de tierra, edificios tradicionales, una plaza octogonal, una estación de trenes abandonada. La tranquilidad inunda sus calles, donde la gente aún puede dejar las puertas de las casas abiertas y las bicicletas sin atar en la vereda.

Capilla del Señor

Muy cerca de San Antonio de Areco, esta localidad fue declarada bien de interés histórico nacional. Una curiosidad: alberga la pulpería más antigua del país, llamada Los Ombúes. También posee una torre mirador que en 1860 funcionaba como un casino y fue visitada por personalidades como Sarmiento y Dardo Rocha.

San Pedro

Otros de los pueblos “clásicos” de Buenos Aires. A unas 2 horas de la Capital, es uno de los destinos típicos para escaparse un fin de semana. Sus dos distintivos son la costanera sobre el río Paraná y sus famosas ensaimadas. Además, está la opción del turismo rural dedicado a los cultivos de naranjas.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X