Skip to main content

3 motivos para ir a Villa Gesell

Gesell está lleno de opciones para todos los gustos y es uno de los balnearios más recomendados de la Costa Atlántica. Para volver y volver.
Buenos Aires
Villa Gesell
| 27 enero, 2020 |

Hay lugares a los que una no se cansa de volver. Si hablamos de la Costa Atlántica de Buenos Aires, yo tengo mi favorito: Villa Gesell. Es que esta ciudad casi mágica es mucho más que jóvenes descontrolados durante la segunda quincena de enero. Si nos alejamos un poco del bullicio del centro, es posible encontrar muchas alternativas para disfrutar de sus playas y de sus bosques. Y, también, de sus callecitas de arena que invitan a perderse.

1. Las playas interminables

Hacia el sur, las playas de Gesell se extienden cada vez más. Eso nos permite disfrutar de la arena y del agua sin amontonar sombrillas. Claro que, para encontrar arenas blancas y agua tibia, debemos irnos mucho más al norte (a Brasil, digamos), pero eso no le quita el encanto. Unos mates con churros a la tardecita, cuando baja el sol, es de los placeres más increíbles de esta vida. Un tip: para tomar sol, aprovechá bien las mañanas; las tardes suelen ser mucho más ventosas.

2. El faro Querandí

A unos 35 kilómetros al sur de Villa Gesell, se encuentra este faro que bien vale la pena una excursión. Fue inaugurado en 1922 y fue la primera construcción levantada en la zona, cuando la ciudad no era más que un proyecto. En el área predominan los médanos y también se puede hacer avistaje de aves. La mejor forma de realizar este recorrido es sumarse a alguna excursión en camioneta 4×4 o, por qué no, alquilar una y vivir la experiencia en primera persona.

3. La Reserva Pinar del Norte

En 1993, la Municipalidad de Villa Gesell decidió cercar un total de 143.725 m2 debido al crítico estado en que se hallaba el bosque, producto de una constante erosión que hacía peligrar la supervivencia de especies arbóreas y ornitológicas de importancia. Hoy, es posible disfrutar de la tranquilidad de sus bosques y disfrutar de los museos que allí se encuentran.

De yapa: El Viejo Hobbit

Ir a Gesell y no ir a El Viejo Hobbit es realmente una pena. Este bar-restaurante está bastante alejado del centro, pero siempre está lleno de gente. Por algo será. La decoración del lugar, sus picadas, fondues y cervezas artesanales son de lo mejor que podemos encontrar en Gesell.

Sin votos aún
Por favor espere.....

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

También te puede interesar

X