clima-header

Buenos Aires - - Jueves 18 De Julio

Home Turismo Art Nouveau en la Argentina: el estilo de los sueños posibles

Art Nouveau en la Argentina: el estilo de los sueños posibles

Hoy, más de cien años más tarde, los edificios e intervenciones urbanas que llevan su sello, despiertan un fuerte sentido de valoración por parte de instituciones y personas que pugnan por su preservación patrimonial.

Turismo
Art Nouveau en la Argentina

Por Mariela Marino

Barajar y dar de nuevo. Romper con todo lo conocido. Reconstruirse desde una nueva estética. Expandir los sentidos. Atreverse a las emociones y pasiones. Soltar el espíritu y la mano que lo dibuja. Animarse a las líneas ondulantes y a la ausencia de simetría. Fluir con la naturaleza y con sus formas. Incorporar en los diseños motivos de culturas exóticas. Apelar a la sensualidad, la pompa y el erotismo. Interpelar al espectador. Echar mano de lo mejor de los nuevos materiales y tecnologías. Darle al diseño la frescura y la liviandad propias de la juventud. Incluir a todas las disciplinas del arte en la misma sintonía. Todo eso, y mucho más, fue el Art Nouveau.

Art Nouveau en la Argentina

Puesto en términos más formales, el Art Nouveau fue una corriente estética rupturista surgida a fines del siglo XIX en Europa como movimiento de rebeldía y contraposición al Academicismo reinante. Se abandonaron los temas arquitectónicos principales hasta entonces, la iglesia y el palacio, para dar lugar a los nuevos programas que el progreso requería: edificios de renta, teatros, salas de exposiciones, hospitales, oficinas, monumentos, fábricas, entre otros.

La casa taller que Víctor Horta construyó para sí mismo en Bruselas (Bélgica) en 1893 se convirtió, con la propia vorágine de sus líneas constitutivas, en el centro difusor de la nueva estética. Una nueva estética que le concedía al artista un rol absolutamente integral. Esto supuso que el diseñador de un edificio se convertía, automáticamente, en el creador de todo lo que en él fuera menester incluir: desde los artefactos de iluminación hasta los picaportes, pasando por el mobiliario, las barandas, la señalética y los objetos de uso cotidiano.

Art Nouveau en la Argentina

La pata local

Fue un tiempo de un crecimiento apabullante. Buenos Aires se ubicaba entre las metrópolis latinoamericanas con más empuje y desarrollo. De Europa llegaban en oleadas “tsunámicas” inmigrantes de muchas clases sociales. Los de mayor “estatus” y nivel económico, formaron una sólida burguesía urbana, en la cual abundaban los empresarios, los comerciantes, los industriales. Y los arquitectos y constructores. Por nombrar solo a algunos: Juan García Núñez, Eugeni Camplloch, Frances Roca i Simó,  Eduardo Rodríguez Ortega, Virginio Colombo, Mario Palanti, Eduardo Le Monnier, Louis Dubois, Pierre Massüe y Francisco Gianotti.

A España y a Italia le debemos la mayor inmigración. Es por ello que las versiones que del Art Nouveau llegaron a nuestras ciudades fueron predominantemente las del Liberty italiano y las del Modernismo catalán. Hubo también, por cierto, exponentes del Jugendstil alemán, de la Sezession Vienesa austríaca, del Modern Style inglés y de la Escuela de Glasgow escocesa.

Art Nouveau en la Argentina

Las rutas del Art Nouveau en Argentina

Desde hace varios años las rutas turísticas temáticas en nuestro país vienen creciendo en cantidad, variedad y calidad. Abonadas por seguidores que persiguen un mismo interés común -ya sea este un valor natural, cultural o histórico- estos circuitos sirven para optimizar tiempos y servicios e intensificar experiencias. Felizmente, el Art Nouveau tiene entre nosotros una valiosísima ruta ya trazada.

¡Y vaya si tenemos kilómetros de rutas en nuestra tierra…! Con el esparcimiento de los recién llegados por todo el territorio nacional, muchas  ciudades “del interior” fueron desarrollándose y expandiéndose rápidamente según las nuevas pautas estéticas y tecnológicas. Es por ello que, como si se tratase de las cuentas de un finísimo rosario, podemos encontrar numerosos ejemplares concebidos en este estilo en varias de ellas. Entre otros amantes del Modernismo, la Asociación Art Nouveau Buenos Aires viene, desde 2013, trabajando dura y apasionadamente, para dar a conocer y transmitir el valor de estas obras y la necesidad de su preservación como legado patrimonial.

Art Nouveau en la Argentina

Simplemente, y a modo de pantallazo, daremos aquí un listado de ciudades con solo algunos de los edificios más representativos del estilo que nos ocupa. Ya podremos, más adelante, abordar los más significativos de este riquísimo repertorio con una lente mucho más potente.

Casa de gobierno

Ciudades y ejemplos a vuelo de pájaro

Azul: Biblioteca Popular, Cementerio Municipal.

Bahía Blanca: Casa Catalana, Casa María Luisa, Casa del Ángel, Edificio Eduardo Tuñón, Edificio La Previsora.

Buenos Aires: Edificio Barolo, Torre Otto Wulff, Galería Güemes, Club Español, Confitería del Molino, Casal de Catalunya, Edificio Av. Rivadavia y Ayacucho, Ateneo Grand Splendid, Hotel Chile, Casa de los Lirios, Casa Calise, Yacht Club Argentino.

Córdoba: Chalet Emiliani, Casa Sánchez, Cementerio San Jerónimo, Casa Olmos, Gran Hotel Victoria, Edificio Carranza, Facultad de Derecho y Ciencias Sociales.

La Plata: Palacio Gibert, Centro Vasco, Instituto San Nicolás, Casa Brambilla, Casa de las Flores, Estación La Plata, Palacio Achinelly.

Mar del Plata: Villa Ortiz Basualdo, Chalet Jeanne-Ville, Asilo Unzué, Villa Tur.

Mendoza: Bodega Giol, Bodega Gargantini, Casa Graffigna, Casa Busto, Casa Escorihuela, Club Libanés, Edificio David Ortiz, Casa Rita Baquero.

Pergamino: Hotel Roma.

Rosario: Club Español, Casa Censi, Casa Gueglio, Cementerio El Salvador, Confitería La Europea, La Buena Medida, Palacio Remonda Monserrat, Ex Banco de Castilla y Rio de la Plata.

Salta: Palacio Usandivaras. Escuela Técnica nº 3, Instituto de Humanidades.

San Miguel de Tucumán: Museo Casa Sucar, Casa de Gobierno, Archivo Histórico, Facultad de Bellas Artes, Hotel Congreso Colonial, Ex Hotel Plaza, Sociedad Sarmiento.

San Pedro: Casa Harry Ganet, Escuela Domingo F. Sarmiento.

Santa Fe: Casa Enrique Cingolani, Casa Romero, Farmacia Las Colonias.

Temperley: Asilo Valetudinarios y Crónicos.

No hay sueños imposibles

En la base poligonal de la cúpula que sirve de remate al muy “gaudiano” edificio de la esquina de Av. Rivadavia y Ayacucho, en CABA, se  una destaca una leyenda en catalán: “No ni ha somnis impossibles” en preciosas letras corpóreas color bronce. Podría tratarse de una invitación a dar el primer paso para sumergirnos en el sueño que nos regala esta arquitectura en muchos rincones de nuestro país. Solo es cuestión de empezar a mirar más y mejor las ciudades que habitamos desde un espíritu liviano, sinuoso y desenfadado.

Av. Rivadavia y Ayacucho

Imágenesart.nouveau.world

Fecha de Publicación: 17/12/2023

Compartir
Califica este artículo
0/5

Te sugerimos continuar leyendo las siguientes notas:

Edificio Kavanagh Historia de los barrios porteños. Era de palacios y rascacielos
Edificio Kavanagh Edificio Kavanagh, ¿obra de una venganza?

Temas

cat1-artículos

¡Escribí! Notas de Lector

Ir a la sección

Comentarios


No hay comentarios

Dejar comentarios


Comentarios

Historia
AMIA 27 años Atentado a la AMIA. Perseguirás justicia.

Uno de los atentados más crueles de la historia nacional no tiene acusados ni culpables ni pistas fi...

Editorial
Jorge Horche Pensamientos sobre una muerte absurda

No es la primera vez que muere alguien que no debía morir, si es que Dios no tiene un plan. Y lament...

Nostálgicos
El mercado

Hoy, la tecnología nos proporciona los espectaculares hipermercados donde hay de todo, excepto diálo...

Biografías
René Favaloro René Favaloro: Rey de Corazones

Favaloro fue un hombre recto que nunca dejó de ser un médico rural. Y el argentino que hizo el mayo...

Artículos


Quiero estar al día

Suscribite a nuestro newsletter y recibí las últimas novedades